Un estudio revela la necesidad de corregir desequilibrios dietéticos en la infancia

Jueves, 22 de enero de 2015

Reducir el riesgo de obesidad en edad infantil es algo que los expertos vienen alertando desde hace tiempo. Por ello, recientemente se ha publicado el estudio Almansa 2.0, elaborado por un grupo de investigadores expertos en Nutrición y Pediatría, patrocinado por Danone Nutricia, dentro de su programa educacional ‘Alimentando la Salud del Mañana’.

Se trata de la primera y única investigación realizada en España sobre los hábitos nutricionales de niños menores de 3 años, para comparar los resultados cosechados con las recomendaciones de consumo energético e ingesta de nutrientes. De este modo, el estudio muestra una visión detallada de los patrones alimentarios de este grupo de población, siempre con el objetivo principal de favorecer la salud futura de los niños. kkkk

Cerca de 186 pediatras y unos 1.700 niños han participado en el estudio, cuyas madres rellenaron un diario en el que recogían todos los alimentos ingeridos por sus hijos durante días no consecutivos. Los expertos analizaron los cuestionarios y cada alimento fue convertido en nutriente, mediante tablas estandarizadas que permitían evaluar la cantidad de micro y macronutrientes ingeridos por los pequeños.

Los resultados muestran que el 95,9% de todos ellos consumieron proteínas por encima del doble de las recomendadas, con una deficiencia en vitamina D de un 81,7% en grupos de edad de 13 a 24 meses y de 25 a 36 meses, además de un 39,3% % menos de vitamina E. También se comprobó una mayor proporción en el consumo diario de proteínas e hidratos de carbono, y menor de lípidos totales.

En este sentido, el 70% de los niños tiene un buen seguimiento de la dieta mediterránea, a pesar de que el porcentaje de consumo de comida rápida sigue siendo elevado en edades más tempranas (más de un 90%).

Las conclusiones del estudio son llamativas, ya que, de las últimas investigaciones realizadas por todo el mundo, se demuestra que la nutrición en los mil primeros días del niño (hasta los dos años de edad), tiene un fuerte impacto en el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad en años y décadas posteriores.

 

dieta, estudio, expertos, infancia, nutrición

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*