Un proyecto para atender, de forma telemática, a pacientes con sospecha de ictus desde centros que dispongan de unidades específicas

Jueves, 7 de febrero de 2019

La Unidad de Ictus del Servicio de Neurología del Hospital Gregorio Marañón, en colaboración con los servicios de Urgencias del Infanta Leonor y del Sureste, todos ubicados en la Comunidad de Madrid, ha puesto en marcha el programa “Teleictus”, una iniciativa que permite la evaluación clínica, de forma telemática, en tiempo real de personas con sospecha de ictus en otros centros que no cuenten con unidades específicas para ello, desde un hospital que disponga de las mismas.

Para ello, informan desde el propio centro madrileño en un comunicado, el programa “Teleictus”, de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, se fundamenta en un sistema de videocámaras, conectadas con los servicios mencionados de estos hospitales, con las que se pueden realizar teleconferencias, así como acceder a la historia médica completa de los afectados y a pruebas de imagen.

El principal objetivo que se persigue con la puesta en marcha de este procedimiento de actuación es poder llevar a cabo valoraciones de la situación clínica de los pacientes en esta situación en tiempo real para poder aplicar de forma temprana, y en caso de que sea necesario, los tratamientos trombolíticos.

Así, y a través de un protocolo coordinado entre los hospitales implicados, se logra dar respuesta a las necesidades de estos afectados y conseguir toda la información clínica desde el Servicio de Neurología del Gregorio Marañón; asimismo, cuando corresponda, se inician los cuidados precisos desde las unidades de Urgencias del Infanta Leonor y del Hospital del Sureste, de forma previa al traslado de los pacientes a la Unidad de Ictus de referencia.

De esta forma, destacan desde el centro de la capital en la citada nota informativa, estos dos últimos hospitales disponen del equipamiento necesario para hacer un primer examen, coordinado con el Gregorio Marañón, que valore el inicio del tratamiento trombolítico. En este sentido, la puesta en marcha de este programa permite que a las personas afectadas de ictus se les aplique dicho abordaje antes de llegar al mismo, con lo que se promueve la mejora de la supervivencia y la reducción de los efectos adversos.

Noticias relacionadas

Atención telemática, Hospital Gregorio Marañón, Ictus, Teleictus

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*