Una enfermera impulsa un proyecto de realidad virtual para prevenir la claustrofobia en las resonancias

Jueves, 23 de mayo de 2019

Carmen Montés, coordinadora de Enfermería de Radiodiagnóstico del Hospital de Manises, ubicado en Valencia, es una de los principales promotores de un proyecto para reducir la claustrofobia y la ansiedad durante la realización de las resonancias magnéticas a través de la realidad virtual.

El objetivo que se persigue con esta iniciativa, que se ha puesto en marcha en colaboración con la Universidad Católica de Valencia, destacan desde el propio centro en un comunicado, es disminuir el temor de los pacientes que han de someterse a este tipo de prueba y, al mismo tiempo, reducir el número de sedaciones y de repetición de resonancias.

De esta forma, el proyecto consiste en la adaptación del paciente al entorno de la prueba a través de la realidad virtual, con lo que se pretende, además de reducir su ansiedad, acercarle a los profesionales de radiología. El personal de la unidad, por otro lado, acompaña a la persona y a su acompañante durante la resonancia, formándola en diversas técnicas de relajación.

Este programa está indicado para niños que no presenten patología cognitiva limitante, aquellos pacientes que hayan precisado una evaluación de esta índole, sin sedación, pero que hayan desarrollado síntomas de ansiedad, personas adultas claustrofóbicas que no se han sometido a la prueba y pacientes tanto pediátricos como adultos cuya prueba fuera incompleta por claustrofobia o que siempre hayan requerido sedación.

Montés ha querido poner de manifiesto, según recoge en el Hospital de Manises, que herramientas como las gafas de realidad virtual son una técnica sencilla y válida para reducir el impacto de la ansiedad y los miedos, ya que permite a los pacientes adaptarse al entorno de forma paulatina. Así, subraya la enfermera, gracias a este dispositivo, podrán experimentar diferentes momentos del procedimiento, desde la sala de espera hasta la propia máquina de resonancias, pasando por los sonidos que produce y los profesionales que los atenderán.

En este sentido, de acuerdo con los datos ofrecidos por el centro valenciano en la citada nota informativa, el hospital realiza, de forma anual, una media de 12.000 resonancias magnéticas, de las que el 3% de los adultos necesita sedación por síntomas de ansiedad o claustrofobia; en el caso de los pacientes pediátricos, entre los 4 y los 10 años de edad, la cifra se eleva hasta el 30%.

Noticias relacionadas

Ansiedad y claustrofobia, enfermera, realidad virtual, Resonancia magnética

Una respuesta a “Una enfermera impulsa un proyecto de realidad virtual para prevenir la claustrofobia en las resonancias”

  1. Me parece interesante el tema que se abordo aquí ya que es cierto de que hay pacientes claustrofobicos suspenden el procedimiento por el miedo a estar encerrado o por no saber que es lo que va a pasar, esto de la realidad virtual es un muy buen plan que estoy de acuerdo que nos ayudara a apoyar a este tipo de pacientes como pediátricos a tener una mayor seguridad en el procedimiento para poder realizarse solo una vez. Ojala ese apoyo se pueda llevar a cabo en otros lugares para poder disminuir los riesgo de una toma.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*