Castilla y León promueve la detección y el abordaje de la hepatitis C en drogodependientes

Jueves, 7 de noviembre de 2019

Las consejerías de Sanidad e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León han puesto en marcha un programa piloto con el objetivo de reforzar la identificación y el tratamiento de la hepatitis C en los pacientes que son atendidos en centros de asistencia a personas drogodependientes, en el que participarán los hospitales Clínico y Río Hortega de Valladolid, Cruz Roja, la asociación de ayuda al drogodependiente ACLAD y el centro de día de la Fundación Aldaba Proyecto Hombre.

Así, informan desde la Junta de la autonomía en un comunicado, esta iniciativa está destinada a las personas que se encuentran en esta situación, que están siendo atendidas en los centros de día y específicos de asistencia ambulatoria y a los que nunca se les haya realizado la prueba o esta cuente con una antigüedad de un año. En el caso de que el examen resulte ser positivo, los pacientes serán derivados a las correspondientes unidades de hepatología o enfermedades infecciosas.

En este sentido, el tratamiento farmacológico podrá ser recogido por los propios afectados, o por la persona que ellos designen, en la farmacia hospitalaria. También se podrá entregar en el centro de asistencia a drogodependientes si no existiera una persona de referencia que ofrezca garantías o se requiera supervisión a la hora de tomar la medicación, señalan en la citada nota informativa.

De esta forma, el seguimiento del tratamiento se llevará a cabo desde las consultas de enfermería o de hepatología hospitalaria que corresponda. Una vez concluido el proceso de identificación y abordaje de la hepatitis se repartirá una encuesta de satisfacción a todos aquellos que formen parte de este programa.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el Gobierno de Castilla y León, con esta iniciativa se pretenden realizar entre 550 y 650 test y detectar entre150 y 220 positivos; tras estudiar la eficacia de la misma, está prevista su extensión a toda la comunidad. En los centros específicos de la región, donde la prevalencia de la hepatitis en C en personas drogodependientes si sitúa en el 33,6% en consumidores de heroína y en el 4% de cocaína, alcohol o cannabis, se atiende a unos 4.600 pacientes, de los que 1.000 se encuentran en Valladolid.

Noticias relacionadas

Castilla y León, hepatitis C, personas drogodependientes

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*