El Colegio de Valencia advierte de la “sobrecarga asistencial la precariedad salarial y la falta de reconocimiento” de las enfermeras en las residencias

Jueves, 8 de julio de 2021

El Colegio de Enfermería de Valencia ha anunciado, en una nota de prensa, su adhesión a “las advertencias de sobrecarga asistencial, la precariedad salarial y la falta de reconocimiento de los profesionales que trabajan en las residencias valencianas. Una situación que pone en peligro la profesión y que puede desembocar en una crisis grave si la incidencia del coronavirus sigue aumentando y estos centros se quedan sin la cobertura de cuidados necesaria para los usuarios”.

La coyuntura de contagios a lo largo de los meses “más duros” de la COVID-19 han promovido “los contratos temporales en los hospitales y centros de salud, con el fin de poder cubrir la demanda clínica que generaba la pandemia”, pero, asimismo, Juan José Tirado, presidente del Colegio de Enfermería de Valencia, sostiene que esto ha desembocado en que “las enfermeras huyan de los centros de los centros residenciales porque los sueldos son más bajos y se suele trabajar en peores condiciones”.

El presidente explica que hace unos días “lo denunció el diario El País en un demoledor artículo en el que se pone de manifiesto que en España hacen falta ya 15.000 enfermeras para cuidar a nuestros mayores en estos centros. Y la previsión a cinco años no es esperanzadora, ya que en este tiempo se estima que el número de profesionales que hará falta alcance los 40.000”, y avisa de que las “quejas de las enfermeras de estos centros sobre sus condiciones laborales son un goteo constante y acaban por dejar sin el suficiente personal en los geriátricos. De hecho, al colegio le llegan muchas ofertas de empleo de residencias que no encuentran enfermeras por la fuga que se está produciendo, durante la pandemia, a hospitales y centros de salud”.

Las residencias de mayores “se enfrentan al desgaste y el agotamiento de unos profesionales que en muchos casos acaban por decir basta y continuar con su carrera profesional en otros ámbitos en los que la carga asistencial es menor y el sueldo, mayor”, señalan en el mencionado comunicado. El artículo de El País expresa que la “situación de denuncia no responde a un caso puntual, sino que se trata de algo generalizado que, además del impacto negativo que tiene sobre nuestros profesionales, deja a nuestros mayores desprotegidos”.

Estas circunstancias, de las que se vienen haciendo eco desde el Colegio de Enfermería de Valencia, “como recoge también este artículo, requieren el compromiso y la determinación de nuestros políticos para atajar el problema. Por el momento, sin embargo, la cuestión sigue siendo obviada por la Administración valenciana”, incide Tirado.

El presidente añade que alrededor del 75% de las residencias de la tercera edad está en manos privadas y concertadas; “desde la Administración se reducen los costes de los contratos para ahorrar al máximo y, por su parte, las empresas reducen la calidad de sus servicios, y los sueldos de sus trabajadores, para poder obtener margen de rentabilidad. Un bucle que afecta a las enfermeras de estos centros y también a los usuarios, que ven cómo merman las atenciones”.

Noticias relacionadas

Colegio de Enfermería de Valencia, enfermeras de residencias, residencias de mayores

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*