Enfermera, responsable de la puesta en marcha de la guía de prevención de caídas en residencias de Albacete

Jueves, 11 de febrero de 2021

Verónica Ortiz, enfermera y tutora de geriatría, es la encargada de poner de marcha la guía de prevención de caídas en dos centros sociosanitarios de la provincia de Albacete. Este documento, de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, se extenderá a dos residencias, de la provincia y de la capital, respectivamente, tras los buenos resultados obtenidos en Atención Primaria y hospitalaria. Se trata de un proyecto pionero en la región y que se corresponde con sus compromisos como centro adscrito a la excelencia en los cuidados (BPSO).

De esta forma, Ortiz ha expuesto, según recogen desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, que a pesar de las complicaciones derivadas de la pandemia, el personal se ha “volcado con ilusión en la elaboración de este trabajo”. Así, en su desarrollo han colaborado enfermeras, técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE), fisioterapeutas, médicos, terapeutas ocupacionales, psicólogos, trabajadores sociales, animadores sociales y personal de limpieza y mantenimiento.

Desde esta perspectiva global se han podido estudiar las causas de las caídas e identificar las necesidades de mejora; algunos de estos elementos son los suelos antideslizantes o la iluminación de los espacios. A este respecto, Ortiz ha señalado, en la citada nota informativa, que “nos revaluamos constantemente para encontrar el entorno favorable con el que se eviten las caídas”. A lo largo de la crisis sanitaria se han identificado nuevos peligros para las personas mayores, como la disminución de la visibilidad por el empleo de gafas y mascarilla.

El desarrollo de la guía es concreto para cada centro, adaptando las intervenciones en función de las condiciones de cada edificio, por lo que es fundamental el trabajo colaborativo de los profesionales de las propias residencias. Los documentos ya están a disposición del personal que sido formado para completar los conocimientos precisos de los indicadores y el procedimiento para la puesta en marcha de dichas medidas, que cuentan con el respaldo de la evidencia científica.

La creación e implementación de protocolos persigue el objetivo de disminuir el número de caídas y la gravedad de sus consecuencias, destacan desde el Ejecutivo autonómico. De la misma forma, se pretende homogeneizar las pautas de prevención e intervención para reducir el peligro e incrementar la seguridad de los residentes. Algunas de los consejos más básicos que contempla esta guía pasan por mantener los suelos sin irregularidades, evitar cables, alfombras y objetos, el uso del calzado apropiado o antideslizante en las bañeras.

Noticias relacionadas

enfermera, Gerencia de Atención Integrada de Albacete, Geriatría, Prevención de caídas, Residencias

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*