El Congreso aprueba la tramitación de ley para despenalizar la eutanasia

Miércoles, 12 de febrero de 2020

El Congreso de los Diputados ya ha intentado en varias ocasiones despenalizar la eutanasia para dar un paso más y ofrecer, a todos aquellos pacientes que estén ante el proceso final de su vida y que necesiten y quieran una muerte digna, es decir, una prestación de ayuda para morir.

eutanasia
Foto: iStock

Durante este martes, ha habido un intenso debate y votación para tramitar la ley de eutanasia y despenalizarla tras años de bloqueo. Finalmente, ha ganado por 201 votos a favor, 140 en contra del PP y Vox y dos abstenciones. Una medida que la exministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, defendió como una ley necesaria dando igual donde te posicionaras puesto que “el sufrimiento es igual para todos”. Además, en una de las veces en las que se llevó a debate y votación la proposición de ley, el Consejo General de Enfermería también quiso conocer la opinión de los enfermeros españoles a través de una encuesta online y llamadas telefónicas.

Carcedo también aseguró que se trata de un derecho voluntario y que, quien no quiera ejercerlo no tiene por qué hacerlo. Los requisitos para solicitarla serán: ser mayor de edad, ser capaz y consciente del momento de solicitud, que el solicitante sufra una enfermedad grave e incurable o una enfermedad grave, crónica e invalidante certificado todo ello por el médico correspondiente.

Durante el debate en el Congreso hubo momentos de tensión tras las acusaciones del diputado del PP, José Ignacio Echániz, de “llevar a cabo esta ley como una política de recortes para evitar costes al Estado de bienestar”, unas declaraciones que provocaron malestar en todos los grupos a excepción de Vox que, desde su diputada Lourdes Méndez Monasterio han manifestado su posición contraria ante una ley “que convierte al Estado en una máquina de matar y a los médicos en sus cómplices y verdugos”.

Al debate y votación también quisieron asistir algunos familiares de pacientes como Ángel Hernández, que en abril de 2019 ayudó a morir a su pareja María José Carrasco, enferma terminal, uno de los casos a los que quiso hacer referencia María Luisa Carcedo al defender que se trata de una ley que “pretende regular un nuevo derecho para que lo ejerza quien quiera y evitar que los familiares vivan con angustia”.

Noticias relacionadas

Congreso de los Diputados, Eutanasia, muerte digna, pacientes terminales, votación

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*