El Hospital de Fuenlabrada participa en un estudio sobre el manejo de la tromboprofilaxis en pacientes de COVID-19

Viernes, 12 de febrero de 2021

Cristina de Ancos, facultativa del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Fuenlabrada participa en la investigación Hepvid, con la que se pretende recopilar información sobre el abordaje de la tromboprofilaxis en pacientes ingresados con COVID-19 y su resultado sobre la evolución clínica de los afectados, en tres escenarios: tromboprofilaxis a dosis habituales, a dosis medias y anticoagulación plena.

Cristina de Arcos Aracil, facultativa del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Fuenlabrada/© Hospital Universitario de Fuenlabrada

Este estudio, puesto en marcha por el Grupo Iltalfarmaco, de acuerdo con lo expuesto por el propio centro de la Comunidad de Madrid en una nota de prensa, está integrado, además del de Fuenlabrada, los hospitales Universitario de Ciudad Real y Virgen de la Luz, ubicado en Cuenca, y engloba a más de 400 pacientes ingresados.

De esta forma, con estudio no se pretende únicamente recoger las características clínicas de los pacientes, sino también recopilar los datos sobre las dosis y diferentes pautas utilizadas de enoxaparina en función de la gravedad y la evolución de la infección, así como información de seguridad relacionada con este tratamiento. Asimismo, se analiza la evolución clínica de los pacientes que recibieron enoxaparina al ingreso y se compara con los pacientes que no recibieron esta profilaxis para poder evaluar su efecto. En este sentido, de Ancos ha explicado, al respecto de la importancia de esta iniciativa para el manejo de la infección en pacientes de COVID, que toda la evidencia “que se pueda extraer de ensayos clínicos en una infección compleja y aún en gran parte desconocida será de tremenda utilidad para la comunidad científica”.

La infección por coronavirus, apuntan en el mencionado comunicado, se asocia con un estado protombótico que es secundario a las alteraciones inflamatorias y al proceso respiratorio subyacente. La coagulopatía y las trombosis que aparecen en un número importante de pacientes se han asociado con una alta morbilidad y un incremento de la mortalidad en personas con COVID-19. Así, la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia, durante los primeros meses de la pandemia, estableció la recomendación de que todos los pacientes hospitalizados por coronavirus recibieran tromboprofilaxis con heparinas de bajo peso molecular (HBPM) y no solo aquellos que tuvieran un riesgo incrementado de base.

Las conclusiones de esta investigación, continúan, proporcionarán información clínica útil sobre la COVID-19 en España, que ayudará a implantar unas pautas de actuación y orientar la dosis de enoxaparina más adecuada para utilizar en estos afectados. Por otra parte, este trabajo proporcionará datos adicionales sobre determinados grupos poblacionales y ciertos biomarcadores de riesgo, que podrán servir de guía para futuros estudios en el campo de la profilaxis antitrombótica en pacientes con coronavirus.

De Ancos, sobre la relevancia que considera que puede tener Hepavid para conocer la dosis adecuada de enoxaparina en el abordaje de la COVID-19, ha puesto de manifiesto que “parece probado que la infección por el virus SARS-COV-2 tiene un efecto inmunotrombótico en el organismo y sobre todo en el pulmón, que es la puerta de entrada del patógeno”. Así, además de fenómenos trombóticos a otros niveles, la incidencia de enfermedad tromboembólica venosa es mayor en estos enfermeros. Por ello, expresa la doctora, todos los pacientes que precisan ingreso hospitalario debería recibir tromboprofilaxis con heparina y, en muchos casos, deberá prolongarse la misma algunos días tras el alta, destacan desde el Hospital Universitario de Fuenlabrada.

“Gracias a estudios como el Hepavis, tenemos la certeza de que la enoxaparina es un fármaco seguro y, además, con un efecto antiinflamatorio en las células pulmonares, sin validar ampliamente. Algunos de los enfermos con SARS-COV-2 asociarán también embolia pulmonar y/o trombosis venosa, por lo que además deberán recibir enoxaparina a dosis anticoagulantes”, concluye De Ancos.

Noticias relacionadas

COVID-19, enoxaparina, hospital de fuenlabrada, tromboprofilaxis

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*