El Ramón y Cajal recibe coches y motos eléctricos para pacientes pediátricos

Viernes, 25 de enero de 2019

El Hospital Ramón y Cajal, ubicado en Madrid, ha recibido la donación, de parte de la empresa Ataa Cars, de cuatro coches y una moto eléctricos para que los pacientes pediátricos puedan desplazarse hasta el quirófano o acudir a determinadas pruebas clínicas en estos medios de transporte.

© Hospital Ramón y Cajal

El objetivo que se persigue con la puesta en marcha de esta iniciativa, de acuerdo con lo expuesto por el propio centro de la capital en un comunicado, es conseguir reducir el estrés tanto de los niños ingresados como de los padres durante su estancia en el hospital, convirtiendo estos desplazamientos en un juego.

De esta forma, la donación ha podido llevarse a cabo gracias a la relación colaborativa que mantiene el Ramón y Cajal, a través de Luis Carlos Martínez, responsable del Servicio de Atención al Paciente, con la Liga Nacional contra el Cáncer Infantil (LINCECI).

En este sentido, apuntan desde el hospital, el acto de entrega de los coches y la moto tuvo lugar en la Unidad de Pediatría del centro madrileño. Durante el evento, estuvieron presentes profesionales enfermeros y personal médico, María José Moreno, supervisora de estos servicios, Gema Nieto, responsable de Enfermería y Manuel Cuerva, subdirector de Gestión, Servicios Generales y coordinador de Responsabilidad Social Sanitaria, así como representantes de Ataa Cars y de LINCECI.

Cuerva quiso poner de manifiesto, recogen en la citada nota informativa, la alegría y el apoyo, a través de la creación de un entorno hospitalario más agradable, que han supuesto estos nuevos elementos a la hora de brindar cuidados a los pacientes pediátricos, durante los traslados a quirófano o a diversas pruebas.

Noticias relacionadas

Coches y motos eléctricos, enfermería, Hospital Ramón y Cajal, pacientes pediátricos

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*