El Regional de Málaga pone en marcha un circuito de riesgo biológico para enfermedades infectocontagiosas

Jueves, 22 de octubre de 2020

El Servicio de Urgencias del Hospital Regional de Málaga ha puesto en marcha un circuito de riesgo biológico diseñado para atender a pacientes con enfermedades infectocontagiosas, como parte de la estrategia de hospital seguro, vigente desde el pasado mes de marzo. En este sentido, en el contexto de la reforma de esta unidad, cuya conclusión está prevista para finales de año, la dirección del centro convino ampliar la iniciativa a raíz de la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con lo expuesto por la Junta de Andalucía en un comunicado, este tipo de dolencias supone entre un 10% y un 15% del global de las consultas en urgencias, y dada la necesidad de implantar una unidad diferenciada de riesgo biológico dentro de estos servicios, se tomó la decisión de habilitar un espacio físicamente independiente del resto, así como adecuadamente aislado y señalizado. Tras tres meses de obras, se inauguró el pasado día 16 para abordar a personas con sospecha de COVID-19.

Estos servicios disponen de una sala de espera de pacientes, áreas de consultas, de observación con boxes independientes con presión negativa, y capacidad para cuatro camas, con monitorización hemodinámica y respiratoria, así como un box de RCP para afectados críticos. Asimismo, hay un espacio de observación con sillones para seis pacientes, control de enfermería, entrada de personal para colocarse el EPI completo y una esclusa para su retirada, con ducha, en el área de salida. Por otro lado, el circuito cuenta con comunicación interna con el resto de servicios de urgencias.

Eva Fragero, responsable del servicio de urgencias, ha querido poner de manifiesto, en la citada nota informativa, que la unidad será ampliada hacia la observación 3 del circuito convencional de urgencias actualmente a raíz de la pandemia, aunque puede ampliarse hacia la observación 2 si aumentara la necesidad asistencial. La Unidad Diferenciada de Riesgo Biológico del Regional de Málaga está orientada, por otro lado, a dar cobertura a otras necesidades asistenciales, dada su versatilidad, ya que las consultas pueden convertirse en áreas de espera y los boxes, en consultas.

Carlos Bautista, delegado de Salud y Familias, informan desde el Ejecutivo de la autonomía andaluza, visitó la unidad, acompañado de María del Mar Vázquez, directora gerente del centro malagueño. Durante su estancia ha podido conocer las instalaciones, de 300 metros cuadrados.

Noticias relacionadas

COVID-19, Hospital Regional de Málaga, riesgo biológico

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*