“El voleibol ha estado presente durante toda mi vida y la enfermería es mi pasión; siempre que pueda intentaré que ambos sigan acompañándome”

Martes, 10 de noviembre de 2020

Rolando Rodríguez es enfermero y jugador de voleibol en el Arona Intersport, equipo de la isla de Tenerife. Nos atiende para hablar de su trayectoria en el deporte, de cómo compagina ambas ocupaciones y el impacto que ha tenido la enfermería dentro de su carrera en el voleibol.

Pregunta. ¿Por qué se decantó primero, por la enfermería o por el voleibol?

Respuesta. He intentado siempre compaginar ambas cosas; es difícil, pero no imposible. Implica muchos cambios de turnos, hacer varios turnos seguidos y pedir favores constantemente para poder entrenar durante la semana y estar disponible para los partidos los fines de semana. El voleibol ha estado presente durante toda mi vida, es un pilar importante, y la enfermería es mi pasión; siempre que pueda intentaré que ambos sigan acompañándome.

P. ¿Cómo comenzó su carrera en el mundo del deporte? ¿Cuál ha sido su trayectoria?

R. Todo comenzó cuando tenía 10 años, en Cuba. En los Juegos Escolares de Cuba suelen seleccionar atletas con condiciones para dedicarse al deporte representando a su municipio, provincia o país. Normalmente se concentran en escuelas deportivas (EIDE), de ahí salen los mejores atletas del país hacia las concentraciones nacionales. Con 12 años comencé en una de las EIDE del país, estudiaba y entrenaba a la vez. A los 17 años, habiendo pasado por varias categorías y participado en varios campeonatos nacionales, se completaba el máximo de edad reglamentaria para este tipo de escuelas. Por esas fechas, en el año 2012, ya tenía decidido venir a España con mi familia.

El voleibol me ayudó a adaptarme a este gran cambio, conocí a mucha gente y estuve en varios equipos jugando en el ámbito insular durante los primeros años. Pasado un tiempo, en 2017, tras una buena actuación en una final autonómica, el CV Arona Paradise Park se puso en contacto conmigo para que formara parte de la plantilla.

P. ¿Cuáles son sus objetivos dentro del voleibol?

R. Aunque es una parte importante de mi vida ya no tiene tanta prioridad como antes, se ha desvanecido un poco la ambición de llegar un poco más lejos. En la actualidad es muy difícil vivir de un deporte como este; ahí gana terreno la enfermería, ya que es mi principal sustento económico. Aun así, hay cosas que me harían mucha ilusión, como participar en una Copa Príncipe, disputar una fase de ascenso, jugar al máximo nivel o incluso fuera de España. El destino dirá si puedo cumplir algo de eso.

P. ¿Cómo compagina su labor enfermera con la práctica del deporte?

R. En ocasiones se hace difícil. Tengo turnos de 12 horas, en mis descansos tengo que desplazarme hasta el sur de la isla para entrenar y los fines de semana toca disputar los partidos. Saco tiempo para todo esto haciendo malabares con las horas, exprimiéndolas al máximo, y es un no parar.

P. Según su experiencia, ¿qué le aporta una disciplina como el voleibol a la hora de ejercer la enfermería? Y, por el contrario, ¿cómo le han ayudado sus conocimientos enfermeros en el deporte?

R. En mi opinión, la práctica deportiva, en sí, conlleva ser disciplinado, moldea a los atletas. El voleibol me ha acompañado durante casi toda mi vida. He tenido que hacer muchos sacrificios y esfuerzos, pero también me ha enseñado mucho, principalmente a luchar, trabajar en equipo y no rendirme. Todo lleva su proceso, a veces las cosas cuestan y conllevan mucha dedicación.

En la enfermería pasa lo mismo, son muchos años de esfuerzo y estudio, de momentos difíciles y alegres. Esto durará siempre, mientras ejerza la profesión, porque continuamente necesitamos estar actualizados y formados para prestar los mejores cuidados basados en la evidencia y trabajar en equipo para obtener los mejores resultados en salud.

Ser enfermero me ha ayudado en la práctica deportiva a ser organizado y perseverante. Contar con los conocimientos para saber lo conveniente física y nutricionalmente, incluso a evitar prácticas que conlleven lesiones.

P. ¿Se relacionan estas dos disciplinas?

R. Podría decir que están relacionadas en cuanto al trabajo en grupo para conseguir un objetivo en común. Una suma de esfuerzos que enriquecen personal e individualmente pero que acercan al equipo a alcanzar determinados propósitos.

P. La práctica deportiva, siempre que se realice de forma adecuada, es beneficiosa para la salud. Como enfermero y deportista, ¿qué recomendaciones daría para llevar a cabo ejercicios de manera saludable?

R. Actualmente el deporte está muy de moda. Al mismo tiempo aparecen muchas personas que dan recomendaciones tanto nutricionales como deportivas basándose en lo que les han contado o lo que leen en Internet. Es muy importante que escojan fuentes fiables o consejos de personas con experiencia y titulaciones que las avalen. Si es posible, que dediquen al menos 30 minutos diarios a la práctica deportiva. Será un momento en el que reiniciarse, sentirse bien con uno mismo y escapar de los problemas del día a día. Además, hay que acompañarlo de buenas prácticas nutricionales.

Noticias relacionadas

enfermería, Enfermero, voleibol

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*