«En mi caso, es la Enfermería la que se ha visto influenciada por la poesía, ya que me ha permitido mejorar mis habilidades de comunicación con el paciente»

Jueves, 21 de abril de 2022

por diariodicen.es

Noelia Salvador es una enfermera con un poemario publicado. Cuando hilé mi sangre se nos anudaron los meñiques salió a la luz en 2020, aunque, según cuenta, siempre ha tenido inclinaciones literarias. Nos atiende para hablar de estas dos facetas de su vida y cómo las compagina.

Noelia Salvador es enfermera y escribe poesía | Foto: Noelia Salvador©
Noelia Salvador es enfermera y escribe poesía | Foto: Noelia Salvador©

Pregunta. ¿De dónde procede esa inclinación por el mundo de la escritura?

Respuesta. Desde bien pequeña escribía cartas a mis padres y a mi hermana por sus cumpleaños. Así que creo que siempre me ha acompañado ese “algo innato literario”. No obstante, no fue hasta 2014 cuando empecé a escribir para mí. Creo que escribir es algo que empieza como método salvavidas y que termina por embelesarte y ser tu pasión. Mi inclinación hacia el mundo de la escritura proviene de la necesidad en sí misma de escribir.

P. Desde su punto de vista, ¿cree que estas dos disciplinas tienen algún componente vocacional?

R. La estrecha línea que separa la vocación de la pasión me dificulta enormemente responder a esta pregunta sin mentir en alguna de las partes. Considero que una buena enfermera debe tener vocación, sin ser esta una condición sine qua non para ejercer la profesión. Ese factor monetario que caracteriza el trabajo deja inevitablemente a la vocación en un segundo plano. Por otro lado, la poesía nace de dentro. No escribes para vivir, vives y por eso escribes. La poesía tiene más que ver con la pasión, la transmisión de sentimientos y la necesidad de comunicación de aquello que te ocurre en la vida. Tanto la Enfermería como la poesía tienen un componente vocacional en el fondo, y pese a parecer contradictorio, creo que ninguna de ellas se caracteriza principal[1]mente con la vocación en sí.

Cuando hilé mi sangre se nos anudaron los meñiques salió a la luz en 2020 | Foto: Noelia Salvador©
Cuando hilé mi sangre se nos anudaron los meñiques salió a la luz en 2020 | Foto: Noelia Salvador©

 P. ¿Cómo le ha influido su labor enfermera a la hora de escribir un poema? ¿Cómo cree que se refleja la Enfermería en su literatura?

R. Sinceramente, la literatura y la Enfermería, en mi caso, no van de la mano. Aunque he de reconocer que una influye a la otra y viceversa, puesto que coexisten en mi persona. Bien es cierto que mis poemas nunca tratan sobre una temática enfermera, a excepción de uno que escribí cuando se murió mi primer paciente en el servicio de urgencias, Despedida nº 1. No obstante, la Enfermería afecta a mi poesía en el sentido que afecta a la forma en la que me siento. Es la Enfermería la que se ha visto más influenciada por la poesía, ya que me ha permitido mejorar mis habilidades de comunicación con el paciente y la empatía con él y su familia.

P. Por otro lado, ¿cómo le ha ayudado su faceta como escritora a la hora de atender o comunicarse con los pacientes?

R. A la hora de escribir, y con mayor énfasis si se trata de poesía, la preocupación principal es llegar a dar a entender aquello que se quiere transmitir, de tal manera que nos esforzamos sobremanera en que la idea, el sentimiento o el mensaje llegue al receptor lo más íntegro posible, dentro de las resistencias que las figuras literarias ofrecen. Ha sido este esfuerzo lo que ha facilitado mi capacidad de comunicación, mi fluidez a la hora de hablar y hacerme entender.

P. ¿Cómo compagina estas dos vertientes?

R. En momentos de pandemia, la respuesta más exacta sería: lo mejor que se puede. Son momentos difíciles para la Enfermería, de mucha dedicación y agotamiento tanto físico como mental. Una llega a casa cansada y lo último que quiere es ponerse a leer o a escribir. Sorprendentemente, y seguro que es debido a esa necesidad de escribir para sobrevivir de la que hablábamos, una sigue escribiendo pese a todo. Cuanto peor está la situación, más se escribe.

P. Después de Cuando hilé mi sangre se nos anudaron los meñiques, ¿tiene algún otro proyecto en el que se vaya a embarcar?

R. Cuando hilé mi sangre se nos anuda[1]ron los meñiques es un libro que considero recién sacadito del horno pese a haber salido en noviembre de 2020. No me ha dado tiempo a hacer nada con él a causa de la situación actual, y lo que tengo claro es que quiero disfrutarlo. Si hay algo que me guste más que escribir es recitar lo que escribo. En cuanto la situación mejore, tengo pensado ir por diferentes ciudades de España a hacer recitales de mi libro. ¡Este proyecto no ha hecho más que empezar.

Noticias relacionadas

enfermeras, entrevista, libro, poemas, Poesía, trabajo

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*