¿Es el consumo de alcohol un grave problema en los estudiantes de Enfermería?

Jueves, 15 de febrero de 2018

La revista Metas de Enfermería ha publicado un artículo, titulado «Evaluación del consumo de alcohol en estudiantes de Enfermería», en el que sus autores tratan de determinar la gravedad del consumo de esta sustancia en los jóvenes estudiantes.

El consumo de alcohol es considerado un problema de la salud pública en el ámbito mundial. De hecho, es uno de los principales factores de riesgo de salud en Europa. Su ingesta excesiva es común entre adultos jóvenes en países industrializados, en España, por ejemplo, dos de cada cinco hombres y una de cada cinco mujeres jóvenes se han emborrachado alguna vez en los últimos 12 meses. El ingreso en la universidad está asociado con la ingesta de alcohol. No obstante, los estudiantes no lo perciben como consumo de riesgo y el consumo de alcohol puede tener repercusiones en la salud, y está vinculado con los logros académicos.

Método de realización

Para poder realizar el estudio y determinar la gravedad del consumo de esta sustancia, la enfermera  Silvia Portero de la Cruz, y Jesús Cebrino Cruz, licenciado en Biología, han desarrollado un estudio para poder analizar la relación entre el consumo de riesgo del alcohol y los factores sociodemográficos y académicos entre los estudiantes de Enfermería. Se realizó a estudiantes de Enfermería de dos universidades públicas de Andalucía,  elegidos por muestreo, a los que se les facilitó un cuestionario para la identificación de trastornos por uso de alcohol (AUDIT) que recogía variables sociodemográficas y académicas.

Este instrumento es un proyecto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha sido validado en España. Está compuesto por 10 ítems tipo Likert y evalúa tanto consumos de riesgo como dependencia alcohólica e identifica los trastornos debidos al consumo no responsable de alcohol.

Resultados

Una vez evaluados los datos en los que se tuvo en cuenta que el ingreso en la universidad está asociado con la ingesta de alcohol y la mínima preocupación por estos jóvenes que no lo perciben como consumo de riesgo ni que pueda tener repercusiones para la salud, los autores encontraron que, en el último mes, el 89,1% de los estudiantes había consumido alcohol al menos en una ocasión. El 44,2% afirmó que, normalmente, cuando bebía realizaba de una a dos consumiciones, mientras que el 32,6% efectuaba de tres a cuatro consumiciones Además, el 13,2% afirmó que alguna persona o el propio sujeto resultaron heridos porque habían bebido el último año. la puntuación media del cuestionario AUDIT fue significativamente menor si los estudiantes convivían con familiares con respecto a aquellos que vivían con amigos.

Con todos estos datos pudieron concluir que la prevalencia de consumo de alcohol entre los estudiantes de Enfermería es muy elevada, llegando casi al 90%. Además, el consumo de alcohol de las mujeres se considera perjudicial y el de los hombres se encuentra dentro de los límites de la normalidad. Por último, tener menor edad y la convivencia con amigos se asocia con el consumo de riesgo de alcohol.

El artículo se encuentra disponible en la web de Metas de Enfermería, y se puede acceder al mismo a través del siguiente enlace:

https://www.enfermeria21.com/revistas/metas/articulo/81175/

alcohol, enfermería, Estudiantes de enfermería, revista Metas de Enfermería