“Estoy encantada de poder sumar para contribuir a un futuro mejor para la Sanidad y, por ende, para la Enfermería”

Jueves, 28 de febrero de 2019

Hace unos días conocíamos la nueva organización del Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad en el que tan solo una enfermera fue elegida frente a 14 médicos, una elección que fue muy criticada por todo el sector. La elegida fue María Dolores Calvo, enfermera especialista en Enfermería del Trabajo con una amplia carrera. En sus 42 años admite no haber parado ni un segundo, pasando por ser enfermera, asesora del Comité de Ética del Colegio de Enfermería de Salamanca, profesora de Derecho, e incluso ha publicado más de 90 artículos. Hablamos con ella para que nos cuente de primera mano qué ha significado para ella esta elección y cuáles son los puntos más importantes de la Enfermería que intentará mejorar.

-Pregunta: ¿Qué ha supuesto para usted ser parte del Consejo Asesor? ¿Se llegaba a imaginar que saldría elegida?

-Respuesta: lo siento como un reconocimiento a toda una vida de estudio sobre el Sistema sanitario. Cuando me llamaron del Ministerio, me hizo muchísima ilusión, llegó oportunamente en un momento clave en mi vida profesional, donde tenía que tomar una dedición muy difícil y decisiva profesionalmente, me ayudo a inclinar la balanza hacia lo mío, hacia mi área de trabajo, para seguir trabajando sin distinciones en todo lo que sea sanidad y para la sanidad, con vocación de servicio público. ¿Conocen algo mejor? Yo no.

Respecto a si me imaginaba formar parte del Consejo de la Ministra, nunca se me pasó por la mente este nombramiento, no lo digo por falsa modestia, sino porque el Consejo Asesor de la Ministra es para personas que además de ser expertos o de representación, gozan de la cualidad de ser harto conocidos en el ámbito nacional y de plena confianza, yo soy muy de mi cerrarme en mi despacho, eso sí, con la ventana abierta de Internet y a las personas. A la Sra. Ministra la conocí hace escasos días y me gustó que sea mujer, lista, trabajadora, sencilla y tremendamente respetuosa. Me siento muy agradecida a ella y a Pedro Sabando (Presidente del Consejo) por haberme posicionado en el tejado del organigrama ministerial (da vértigo), sorprendida de compartir mesa con personas que para mí son alter ego, y encantada de poder sumar para contribuir a un futuro mejor para la Sanidad y por ende para la Enfermería, aunque a priori sea por escaso tiempo de legislatura, intentaremos que los informes y sus enfoques sean buenos y seguro tendrán vocación de continuidad.

-P: ¿Cómo ha ido la primera reunión de trabajo? ¿Qué temas se han abordado?

-R: La primera reunión ha sido maratoniana, no solo fue la presentación formal y la puesta en común de los cuarenta asesores (20 de Sanidad y 20 de Servicios sociales).  También la presentación-visión que la ministra nos expuso dando un repaso a la actualidad sanitaria. Se crearon comisiones de trabajo sobre temas específicos para abordar, donde la pertenencia es voluntaria y se nos brindó la ayuda de todas las Direcciones Generales del Ministerio de apoyo. Como bien saben, los miembros del Consejo estamos sometidos a la confidencialidad de lo que allí se trate, pero creo que a poca imaginación que se tenga sabrán de que temas se trató: las preocupaciones actuales, los cambios hacia una sanidad socio-sanitaria, las mejoras de futuro, la gobernanza… Ojalá que nuestros consejos puedan ser útiles y ayuden a no herrar, yo siempre afirmo que juntos nos equivocaremos menos.

María Dolores Calvo

-P: Usted viene dispuesta a darlo todo por la profesión. ¿Cree que es necesario cambiar muchas cosas de la Enfermería?

-R: Fíjese si lo doy todo, yo llevo toda una vida (42 años) siendo enfermera y preparándome para estar “cualificada”. En mi caso desde el Derecho sanitario (Administración pública sanitaria), pasando por el Cuerpo de sanidad nacional, por la  Inspección de servicios sanitarios, por la Universidad, en todos los puestos he podido participar en la mejora de la profesión. Primero fui ATS, después DUE, en 2011 Grado, tuve que cursar la carrera de Derecho para ser Doctora y acceder a las plazas de la Escuela Universitaria de Enfermería de la que soy Titular de Universidad (catedrática de escuela universitaria), fui a Madrid dos años de jueves a sábado para hacer un Máster en Administración Sanitaria por la Escuela Nacional de Sanidad, me especialice en Enfermería del Empresa primero del Trabajo después,  he opositado cinco veces, he publicado más de 90 (artículos, libros), ha participado como ponente en más de 80 jornadas científicas, he dirigido 14 tesis doctorales (12 de enfermeros-as), he sido Directora de la Escuela de Enfermería en el período de elaboración de los programas académicos de Grado y adaptación la Grado…, vamos que no sé lo que es la siesta y siempre en y para Enfermería.

Respecto a si hay que cambiar algo, ¡pues claro! Como en toda profesión, hay que ajustar las competencias, garantizar una gobernanza más eficaz y mirar hacia el ámbito socio-sanitario.

-P: Ha habido muchas críticas respecto a la decisión tomada por la ministra María Luisa Carcedo de elegir solo una enfermera. ¿Por qué crees que solo ha sido elegida una? ¿Estima necesario que haya más?

-R: Pues desde la sinceridad prometida, no me han gustado nada las declaraciones que han hecho responsables sanitarios. Por un lado no dudaban de mi competencia y por otro ponían en tela de juicio que representara a todos-as (que no era el caso, hay Comisiones y Consejos en el Ministerio de representación profesional) y que el numero de una “frente” a 14 médicos, era cuestionable. Ninguno me ha dado la enhorabuena. Hay que alegrarse de que un profesional de la  Enfermería tenga voz, si supieran la de veces que yo no me he sentido representada y he respetado y reconducido todo lo que he podido.

Sencillamente yo espero de alguno de mis representantes (que abanderan la Enfermería) que lean un poquito más la Orden 94/2019, de 4 de febrero del MSCBS por la que se desarrolla la composición y régimen de funcionamiento del Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales y verán que los nombramientos son a título personal (ad personam), las propuestas de los vocales no son vinculantes y que es un Órgano asesor abierto, por cuanto el Presidente del Consejo, puede pedir apoyo, en cualquier momento y tema, a otros expertos y representantes. Lo que a mí personalmente me produce tranquilidad, en esas declaraciones parecía que despertaba el desasosiego.

Solo  apuntar que los de “en frente” se han mostrado en todo momento compañeros y entrañables con esta enfermera, para la tranquilidad de todos.

-P: ¿Cree que esa decisión puede perjudicar a la Enfermería a la hora de tener fuerza para tomar decisiones?

-R: Las propuestas no son vinculantes y detrás de mí hay muchos enfermeros que como siempre, ante mis múltiples dudas, ponen su conocimiento a mi disposición. Miré tengo muchos defectos, pero si alguna virtud como la lealtad y saber lo que no sé (que es mucho). Pero puedo garantizar que si sé quién lo sabe y acudo en su ayuda y hasta ahora he tenido la suerte de que siempre me atienden.

Por otro lado, en el Consejo no es el número lo que prima, sino la calidad y relevancia de la propuesta.

-P: ¿Cuáles son los puntos más importantes de la Enfermería por los que luchará primero?

-R: La Enfermería tiene una asignatura esencialmente pendiente y es su autoestima, pienso que primero debe creerse lo que es “profesional autónomo de la salud con competencias propias” y por supuesto ponerlo en práctica y demostrarlo. Estoy convencida de que solo así llegará el reconocimiento y respeto de los compañeros y de la sociedad, y ahí me encontrareis siempre. Pero eso conlleva un camino de esfuerzo y dedicación. Yo que me paso la vida estudiando, escribiendo y hablando de la Administración pública sanitaria y de la mujer, mirando siempre hacia la Enfermería, no restrinjo el campo nunca, trabajo sin complejos por el Sistema de salud, solo los necios restringen los campo de actividad, yo en el Consejo y en la vida no me siento, ni menos ni más que nadie hasta que no me demuestren su valía. Por mi parte, intento muchas veces, de manera agotadora, estar a la altura no como enfermera, insisto, sino como profesional de la salud.

Trabajaré codo con codo con los grupos de trabajo formados: Atención Primaria, Pacientes crónicos, Plazas vinculadas en centros asistenciales-universitarios, Salud mental, una nueva Gobernanza sostenible y eficaz, Interrelación con consejos de especialidades, Investigación… y por supuesto la relación de la Enfermería con el Consejo Asesor…

Permítame terminar la entrevista con un pequeño placer privado, la poesía de Walt Whitman que me enseñó a apreciar un querido ex rector de la Universidad de Salamanca, Prof. J. R. Alonso, y que traslado con todo mi cariño a los lectores de DAE: “No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y la poesía pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.”

Muchas gracias.

Noticias relacionadas

Consejo Asesor de Sanidad, enfermería, María Dolores Calvo Sánchez, Ministerio de Sanidad

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*