“Iniciar una vacunación masiva sin una correcta planificación es un reto muy complicado”

Miércoles, 24 de febrero de 2021

Se va a iniciar la vacunación a más de 400.000 madrileños, entre mayores de 80 años y grandes dependientes, sin que enfermeras y enfermeros de Atención Primaria dispongan de toda la información que precisan para llevar a cabo una inmunización que se antoja “muy complicada y con grandes dificultades por la precipitación con la que se está llevando”.
La gran mayoría de las enfermeras y enfermeros de los centros de salud, que han de encargarse de la vacunación de grandes dependientes y mayores de 80 años, desconocen cómo ha de desarrollarse ante la falta de información y una correcta planificación de la Consejería de Sanidad.

Vacunación | iStock
Vacunación | iStock

Primero tienen que contactar telefónicamente con el paciente mayor de 80 años, citarle a la consulta de enfermería, con día y hora, y esperar que acuda a la cita para evitar que las vacunas tengan que desecharse. Algo que muchas enfermeras y SATSE Madrid creen que es una tarea titánica ante la deficiente planificación y la precipitación con la que se está llevando a cabo el inicio de esta vacunación masiva.

“Ayer por la tarde, las direcciones asistenciales de Atención Primaria empezaron a comunicar a las enfermeras que trabajan en el turno de tarde cómo se iba a desarrollar la vacunación de los más de 400.000 madrileños que serán los primeros inmunizados tras usuarios de residencias de mayores y profesionales sanitarios de primera línea. Hoy conocerán las directrices aquellas enfermeras y enfermeros que lo hacen en el turno de mañana, menos de 24 horas antes de que se comience la vacunación masiva”, explican desde SATSE Madrid.

La planificación, como casi siempre, ha sido escasa y precipitada. Los listados de los pacientes a vacunar, por lo que han comunicado a SATSE Madrid, les serán facilitada por las Direcciones Asistenciales ya que a los mayores de 80 años y grandes dependientes que ya gestionan las enfermeras de los centros de salud hay que sumar aquellos que no tiene concierto con la Seguridad Social (Isfas, Muface,…) y que, lógicamente, no están en sus listados ya que no son sus pacientes y que también son usuarios que han de recibir la correspondiente inmunización. Tienen menos de 12 horas para hacerlo, sin saber el orden o la prioridad con la que han de comenzar a citar.

“Estamos hablando de personas con edad avanzada que no siempre disponen de apoyo familiar para acudir a los centros de salud el día y la hora indicada previamente. En los centros de salud se van a recibir un número concreto de vacunas, iguales a la población citada cada día, con lo que debería establecerse un mecanismo fiable para evitar que, si no acude el paciente en la hora y día indicado previamente, no tenga que desecharse una vacuna que es, además, muy escasa”, explican desde SATSE Madrid.

Esa y otras muchas dudas son las que están surgiendo, hoy mismo, en los centros de salud donde las enfermeras están preocupadas por no disponer de toda la información que necesitan para empezar esta vacunación masiva. “Muchas enfermeras y enfermeros no comprenden el motivo por el que no se les ha informado con mayor antelación sobre cómo se va a desarrollar la campaña. No todo es llamar por teléfono y esperar al usuario. Hablamos de personas muy mayores, de dependientes, de grandes dependientes”, indican desde el Sindicato de Enfermería, en Madrid.

“¿Qué pasa si las enfermeras no disponen de jeringuillas de bajo volumen muerto, imprescindibles para sacar la sexta dosis? ¿Se desperdiciará una vacuna y se tendrá que des-citar a pacientes y volver a citarlos otro día por no disponer de su vacuna? ¿Cuál es la alternativa para aquella población que no se puede desplazar al centro de salud y que entra dentro de este grupo de grandes dependientes mayores de 55 años o personas mayores de 80 años?” En principio, según han informado a SATSE Madrid, no pueden ponerse la vacuna de Pfizer o de Moderna ya que solo puede hacerse en los centros de salud y espacios sanitarios habilitados.

También han indicado que la vacunación será, mayoritariamente, en turno de tarde “¿Va a prolongarse la jornada laboral de las enfermeras y enfermeros que habitualmente trabajan en turno de mañana?”, se preguntan. Desde la Gerencia de Atención Primaria ya se ha comunicado que las enfermeras deben aparcar toda aquella actividad ‘no urgente’ y centrar sus esfuerzos en la vacunación, tanto en los centros de salud como en los domicilios a aquellos usuarios que, por su edad o su patología, no puedan desplazarse a las consultas de enfermería. Por todo ello desde el sindicato creen que iniciar una vacunación masiva sin una correcta planificación es un reto muy complicado.

Noticias relacionadas

atención primaria, centros de salud, COVID-19, enfermeras, Satse, vacunación, vacunas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*