“La mayoría de los enfermeros son dignos de admiración. Un trato al paciente delicado, atento y cariñoso es a veces más terapéutico que los fármacos”

Lunes, 7 de octubre de 2019

Su nombre y su rostro han pasado por infinidad de televisiones y es que, aunque Raúl Peña estudió físicas, siempre le picó la curiosidad de ser actor, algo que se cumplió rápido llegando a realizar múltiples obras de teatro, grabar discos, salir en series tan conocidas como Un paso adelante, Compañeros o El secreto de Puente Viejo, e incluso realizar un cortometraje sobre ostomías. Y es que, por muy distintas que parezcan, muchas profesiones están relacionadas  entre sí y tienen muchas cosas en común, como la función de los enfermeros y de los actores. Así lo afirma este actor quien explica que “al final los enfermeros tienen también que comunicar, escuchar y empatizar con “su público”.

García Peña (instagram @garciapenia)

 -Pregunta: Desde que terminaste los estudios has estado inmerso en muchos proyectos de cine, televisión, música… ¿Qué te llevó a querer dedicarte a ello?

– Respuesta: Me gustaría decirte que la intuición, pero es verdad que tuve la gran suerte de que los proyectos, en los comienzos, me buscaron. Para un estudiante de físicas era muy difícil explicar a su familia que había otras carreras que no estaban en las listas que rellenabas después de selectividad. Ni yo mismo sabía que era una opción profesional, de hecho.

-Pregunta: ¿Es difícil hacerse un hueco en el mundo de la interpretación? ¿Qué te ha dado/aportado que no te hubiera podido dar otra carrera?

-Respuesta: Es difícil, sí. Pero no mucho más que cualquier otro oficio. Me gusta llamarlo oficio, porque, además de que el término me evoca a lo artesanal y a lo hecho con esfuerzo, hay algo en él que tiene que ver con la perseverancia y la continuidad. Lo difícil no es hacerse un hueco, es precisamente eso, la continuidad. Y respondiendo a la segunda parte de la pregunta, me sorprendió descubrir que la interpretación y la física tenían mucho que ver.

-Pregunta: ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Qué tipo de papel es el que te hace sentir más cómodo?

-Respuesta: Lo que más me gusta es, a la vez, lo que más me asusta: la incertidumbre y el riesgo. Tener siempre la sensación de que te tiras al vacío. Me siento cómodo con personajes que no estén hechos de una sola capa. Lo mismo, en realidad, que a uno le atrae de los demás. Eso mismo que hace que alguien se muestre interesante, es lo que siempre queremos para nuestros personajes. Y conflicto, siempre conflicto.

-Pregunta: ¿Qué opinión tienes de los profesionales enfermeros? ¿Recuerdas alguna anécdota con alguno de ellos?

-Respuesta: Pues creo que tienen, o deberían tener, mucho de actores. Al final tienen que comunicar, escuchar y empatizar con “su público”. Y creo que la mayoría de ellos son dignos de admiración. Un trato al paciente delicado, atento y, me atrevería a decir cariñoso, es a veces más terapéutico que los fármacos.

García Peña (instagram @garciapenia)

-Pregunta: Estuviste de viaje por Mali con una ONG donde te pudiste topar con las sonrisas más sinceras pero también con la dura realidad… ¿Qué papel tenían allí los enfermeros? ¿Qué lección aprendiste con un viaje como ese?

-Respuesta: La dura realidad es esa, que las sonrisas estaban por encima de cualquier enfermedad y en el fondo lo que esos niños necesitaban eran personas a su alrededor capaces de mantenérselas el mayor tiempo posible. Ese era también uno de los papeles de los enfermeros allí. Aprendí muchas lecciones, pero sobre todo entendí que nosotros éramos los responsables de haberles arrancado su felicidad.

Les hemos ahogado con una lista infinita de aspiraciones (coches, marcas de ropa, teléfonos móviles…) que no necesitan, porque ni siquiera tienen agua. Les creamos necesidades inalcanzables para sus recursos. Los empobrecemos. El subdesarrollo se provoca, no se nace.

-Pregunta: Hace un año te embarcaste en un trabajo muy relacionado con la sanidad poniéndote al frente de un cortometraje sobre ostomías. ¿Qué te llevó a hacerlo? ¿Y a implicarte con este tipo de pacientes? ¿Es importante la labor de los enfermeros en los pacientes ostomizados?

-Respuesta: Me propusieron el proyecto y después de hablar con los protagonistas, no tuve más remedio que embarcarme. Entendimos que había que dar la vuelta al mensaje. La ostomía no era una limitación, al contrario, era una mejora en la calidad de vida. Junto a Jesús Delgado, Javier García y Coloplast, rodamos “La ostomía te da la vida”. La labor de los enfermeros es imprescindible.

Me sorprendió saber que cada una de las ramas en enfermería abarca un espectro amplísimo pero, creo, poco especializado. En el caso particular de las ostomías, se necesitan expertos en asuntos tan fundamentales como el marcaje preoperatorio del estoma o la continuidad y el seguimiento del paciente después de la intervención quirúrgica. Está en juego su vida.

Fernando Casado (instagram @ritmocapro)

-Pregunta: ¿Qué querías resaltar con este corto? ¿Crees que este tipo de iniciativas ayudan a dar visibilidad a enfermedades?

-Respuesta: Sobre todo queríamos normalizar una situación que desde el desconocimiento se describe como una limitación vital. Y en boca de los pacientes es justamente todo lo contrario. Aprovechamos la imagen y la voz de rostros conocidos para confundir sus palabras y sus rostros con la de nuestros protagonistas, para entender que no solo es una situación por la que puede pasar cualquiera de nosotros sino que, además, lejos de limitar, amplía la calidad y las posibilidades de vida.

-Pregunta: ¿Algún sueño por cumplir? ¿Algún plan en mente para el futuro?

-Respuesta: Vivir en el mar, vivir en un barco navegando por el mundo.

 

PÍLDORA

-¿Cómo definirías la labor enfermera?

Imprescindible. Por eso hace falta apostar por aumentar su presencia y especialización sobre todo en hospitales.

-¿Qué no falta nunca en tu botiquín?

Mi botiquín parece una farmacia. Pero nunca faltan ni propóleo ni sprays de echinacea.

-Ejercicio, ¿en un gimnasio o al aire libre?

Al aire libre siempre.

-¿De qué alimento no podrías prescindir?

Las naranjas.

-De no haber sido actor, ¿qué profesión habrías escogido?

De pequeño quería ser astronauta.

Noticias relacionadas

ostomías, Pacientes ostomizados, Raúl Peña, televisión

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*