La OMS inicia una campaña anual para la cesación tabáquica de 100 millones de personas

Miércoles, 16 de diciembre de 2020

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado recientemente el inicio de una campaña, de ámbito global y de una duración de un año, para la cesación tabáquica. Organizada bajo el lema “Comprométete a dejarlo durante la COVID-19” y en previsión del Día Mundial sin Tabaco 2021, la iniciativa pretende ayudar a alrededor de 100 millones de personas a dejar de fumar.

Asimismo, de acuerdo con lo expuesto por la propia entidad internacional en un comunicado, la campaña viene de la mano de la publicación de “Más de 100 razones para dejar de fumar” y del “Desafío para dejarlo”, y tiene el objetivo de establecer entornos más saludables que favorezcan la cesación tabáquica a través de distintos métodos, como promoviendo políticas en este sentido o, entre otras acciones, aumentado el acceso a servicios de deshabituación tabáquica.

De esta forma, la OMS y determinados asociados pondrán en marcha comunidades digitales que faciliten el apoyo social necesario para dejar de fumar. Estas actuaciones se orientarán a los países que, según los datos ofrecidos en la citada nota informativa, cuentan con una carga de morbilidad alta, como Estados Unidos, México, Rusia, Polonia o Turquía, entre otros.

En el mundo existen, según destacan desde la OMS, cerca de 780 millones de personas con la intención de dejar de fumar; sin embargo, únicamente el 30% de las mismas tiene acceso a medios de ayuda. Así, de forma conjunta con sus asociados, la organización facilitará a las personas los recursos precisos para lograrlo. El doctor Tedros Adhanom Ghenreyesus, director general, recalcó que el hábito tabáquico “mata a ocho millones de personas al año, pero si los consumidores necesitan más motivación para abandonar este hábito, la pandemia constituye el perfecto incentivo”.

La OMS ha publicado, este año, una reseña científica en la que se demostraba que los fumadores tienen un riesgo mayor de desarrollar síntomas graves y fallecer por la COVID-19. El consumo de tabaco es, asimismo, un factor de riesgo significativo en dolencias no transmisibles, como patologías cardiovasculares o respiratorias, diabetes o cáncer; y, en este sentido, los afectados de estas enfermedades son más vulnerables a las formas graves de coronavirus, destacan.

Está previsto, como parte de la campaña, la puesta en marcha de herramientas que faciliten la cesación tabáquica, desde las perspectivas mundial y regional. Se encuentra disponible en inglés y se traducirá al español, francés, chino, ruso y árabe, por otro lado, el acceso continuado a los servicios de ayuda de la trabajadora digital de la OMS, apuntan desde la institución. El doctor Ruediger Krech, director de promoción de la salud, puso de manifiesto que numerosas “personas de todo el mundo desean dejar de fumar. Debemos aprovechar esta oportunidad e invertir en servicios que las ayuden a lograrlo, mientras instamos a cada cual a desvincularse de la industria tabacalera y sus intereses”.

La Organización Mundial de la Salud ha querido expresar, en el mencionado comunicado, que conmina “a todos los gobiernos a que hagan lo necesario para que todos sus ciudadanos tengan acceso a servicios de asesoramiento breve, líneas de atención telefónica gratuita sobre el tema, servicios por vía digital y telefonía móvil, tratamientos de sustitución con nicotina y otros medios de probada eficacia para ayudar a la agente a dejar de fumar. Un sólido conjunto de servicios de cesación tabáquica trae consigo una mejor salud, salva vidas y ahorra dinero”, concluyen.

Noticias relacionadas

Cesación tabáquica, dejar de fumar, OMS

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*