Las enfermeras reclaman una mayor inversión para evitar situaciones graves de desprotección de los sanitarios como en la pandemia

Martes, 4 de mayo de 2021

Los enfermeros, a través del Sindicato de Enfermería, SATSE, reclaman que las distintas administraciones públicas aumenten su inversión en todas las actuaciones y medidas de prevención y protección necesarias en sus respectivos servicios de salud para que sus profesionales no vuelvan a sufrir nunca la grave desprotección registrada al inicio de la pandemia del Covid-19.

Enfermera con EPI | SATSE
Enfermera con EPI | SATSE

SATSE se ha sumado, un año más a la campaña impulsada desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que, bajo el lema “Anticiparse a las crisis, prepararse y responder”, busca el fortalecimiento de los sistemas nacionales de seguridad y salud en el trabajo (SST) con el fin de desarrollar resiliencia para hacer frente a las crisis, hoy y en el futuro, aprovechando las enseñanzas extraídas y las experiencias del mundo del trabajo.

El Sindicato de Enfermería ha aprovechado esta conmemoración para recordar los graves problemas que tuvo nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS) a la hora de garantizar la seguridad y salud de sus trabajadores, una vez que la pandemia del Covid-19 se empezó a expandir en nuestro país, al no disponer de los suficientes equipos y elementos de protección a la hora de atender y cuidar a los pacientes con esta enfermedad.

En concreto, y según los resultados de una macroencuesta realizada por SATSE en fechas recientes en el conjunto del Estado, un 36,86 por ciento de las enfermeras y enfermeros aseguran que no contaron con la protección necesaria a la hora de cuidar a sus pacientes con los consiguientes riesgos para su salud y seguridad, así como la de las personas de su entorno más cercano (familiares, compañeros…).

Asimismo, y preguntados por la disponibilidad de contar con el material de protección necesario durante la crisis, en un 53 por ciento de los casos afirman que no tuvieron mascarillas suficientes, mientras que un 47 por ciento sostienen que no tuvieron las batas suficientes y en un 43 por ciento de los casos en lo que se refiere a las pantallas y un 38 por ciento a las gafas protectoras.

Una evidente situación de desprotección generalizada que llevó a nuestro país a encabezar el ranking mundial en cuanto al número de profesionales sanitarios contagiados que incidió especialmente en el colectivo de las enfermeras y enfermeros al tener un mayor contacto y cercanía con los pacientes, apuntan desde la organización sindical.

Por ello, y de cara a garantizar que el conjunto de los profesionales sanitarios cuenta con todas las garantías a la hora de realizar su trabajo, no solo en situaciones excepcionales de crisis sanitarias sino de manera ordinaria, SATSE insiste en aumentar los recursos y medios destinados a la prevención y protección en todos los ámbitos y ante todo tipo de riesgos (biológicos, químicos, físicos, psicosociales, ergonómicos, mecánicos…)
De igual manera, el Sindicato de Enfermería reclama que se implanten y desarrollen mecanismos más eficaces de control e inspección en el conjunto de los centros sanitarios y sociosanitarios, así como en otros ámbitos de trabajo, para que cualquier irregularidad e infracción no quede impune y se adopten las medidas de corrección necesarias de cara a futuro.

Noticias relacionadas

COVID-19, enfermeras, EPIS, Mascarillas, pandemia, protección, Satse

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*