Los enfermeros se pronuncian sobre la vacunación y realización de pruebas diagnósticas de covid-19 en las farmacias

Martes, 20 de octubre de 2020

Los enfermeros se han pronunciado sobre la iniciativa que propone que las oficinas de farmacia sea donde se vacune a la población con el pretexto de no saturar el sistema sanitario. La Mesa de la Profesión Enfermera rechazó esta semana que se pueda vacunar de la gripe en las farmacias, tal y como sugirieron algunos empresarios que tienen oficina de farmacia.

vacuna | iStock
vacuna | iStock

Integrada por el Consejo General de Enfermería y el sindicato SATSE, la Mesa de la Profesión Enfermera ha considerado este miércoles en un comunicado que la administración de la vacuna de la gripe y la realización de pruebas para detectar el coronavirus «se enmarcan dentro de la estrategia general de los empresarios farmacéuticos para incrementar sus beneficios a través de la mal llamada e inexistente ‘farmacia comunitaria”.

Los integrantes de la Mesa han recordado que la administración de inyectables, como las vacunas, «son competencia de las enfermeras y enfermeros que trabajan en el ámbito de la Atención Primaria, según establece la normativa sobre este tema, y ya se hacen con total garantía y seguridad sin que supongan coste adicional para los ciudadanos». SATSE y el Consejo General de Enfermería lamentan que los propietarios de las oficinas de farmacia privadas quieran aprovechar la actual situación de sobrecarga asistencial y saturación que sufre la Atención Primaria por la pandemia de la covid-19para buscar «nuevos nichos de negocio a costa de la privatización encubierta de servicios asistenciales que han de garantizarse inexcusablemente dentro de la sanidad pública». La Mesa insta al Ministerio de Sanidad y a las consejerías de Salud de las comunidades a centrar sus esfuerzos en trabajar de manera coordinada para reforzar y mejorar la Atención Primaria, «propiciando un aumento de las plantillas de enfermería en todos los servicios de salud».

Además, han querido realizar un manifiesto sobre su postura recalcando que:

-Las enfermeras y enfermeros no queremos entrar en conflicto con los farmacéuticos por cuestiones que ya nos reconocen las competencias legalmente establecidas para nuestra profesión, pero nos vemos obligados a manifestar nuestra posición al respecto.

-Entendemos que pretender usar las farmacias como una extensión asistencial del sistema sanitario, se trataría de una privatización encubierta de la sanidad pública, con profesionales no cualificados para estas funciones, que oculta intereses en términos de beneficio económico para los empresarios farmacéuticos y no un beneficio ni mejora para los ciudadanos. Lo que representaría un riesgo extremo para la salud de los ciudadanos.

-La Salud Pública debe reforzarse apoyando los servicios públicos y apoyando las competencias de las enfermeras y enfermeros que llevan años demostrando la calidad y eficacia de sus actuaciones profesionales.

Noticias relacionadas

COVID-19, Farmacias, gripe, Satse, vacunación

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*