«Sigue sin entenderse que una enfermera emprenda sin un facultativo que la dirija»

Lunes, 9 de mayo de 2022

«Me ha costado mucho que mi proyecto se comprendiera a nivel social, ya que no se entendía que una matrona, enfermera, emprenda, monte un centro de atención integral a la mujer sin un ginecólogo que la dirigiese», reconoce Sara Cañamero, matrona y sexóloga directora de Maternatal durante la III Jornada «Emprendimiento y desarrollo profesional en Enfermería» organizada por la Escuela de Enfermería y Fisioterapia (EUEF) «San Juan de Dios», Universidad Pontificia Comillas.

III Jornada sobre emprendimiento y desarrollo profesional en Enfermería de la EUEF | Orden Hospitalaria San Juan de Dios
III Jornada sobre emprendimiento y desarrollo profesional en Enfermería de la EUEF | Orden Hospitalaria San Juan de Dios
 

Esta jornada es un complemento de la asignatura “Liderazgo, emprendimiento y desarrollo profesional”, impartida en 4º del Grado en Enfermería, una apuesta decidida por parte de la Universidad Pontificia Comillas y de la EUEF “San Juan de Dios” de promover el cambio social y la innovación en salud por medio del emprendimiento y liderazgo de las enfermeras.

Como señala Jesús Morente, enfermero y profesor de la asignatura, “la percepción social de las enfermeras sigue estando reducida al papel asistencial, pero la enfermería es mucho más que eso”. “Como profesionales expertas en el área de conocimiento científico del cuidado -continúa- podemos trabajar en multitud de ámbitos y ejerciendo muy diversas competencias y cargos de responsabilidad. Las alumnas del grado desarrollan sus prácticas en estos ámbitos tutorizadas por enfermeras que trabajan siempre por cuenta ajena”.

Esta idea la comparte Natividad Comes, directora de Cuidados_Dedicae que afirma que el emprendimiento no es una práctica común en los profesionales sanitarios, especialmente en la enfermería. “Llama la atención que prácticamente todas las start-ups de atención sociosanitaria han sido fundadas y son dirigidas por personas de otras profesiones”.

Para Morente, esta jornada hace emerger perfiles innovadores a los que las alumnas no están acostumbradas y pretende sembrar la semilla de la inquietud por el emprendimiento.

La tecnología al servicio de la salud

La experiencia en gestión, las vivencias personales y la investigación llevaron a Natividad Comes, Sara Cañamero y Adrián Gómez, co-fundador de S-There Technologies a dejar a un lado la parte puramente asistencial de la enfermería para convertirse en emprendedores y dueños de sus propios sueños.
En el caso de Gómez, la tecnología ha sido la protagonista de este cambio. La empresa que creara en 2016 se dedica al desarrollo de sofware y dispositivos médicos para la monitorización de pacientes. “Emprender me ha aportado más que cualquier máster o carrera”, afirma. Su gran creación ha sido la de un dispositivo capaz de realizar mediciones y análisis de orina de forma automática en el inodoro y mandar esa información vía bluetooth/wifi/sim bien a una app móvil o a sus servidores y ser mostrada en una plataforma online a los profesionales sanitarios.

En sus inicios, esta iniciativa fue calificada de inviable en España hasta que consiguió la primera financiación. “Desde mi experiencia os animo a emprender, pero siempre y cuando lo hagáis en un área en la que os sintáis cómodos y con ganas de aprender y desarrollaros profesionalmente en ello”, aconseja.

La enfermería en el domicilio

Para Natividad Comes, sacar adelante tu propia visión de lo que debería ser el cuidado de la salud de las personas es una de las mayores satisfacciones. Desde Cuidados_Dedicae optan por la hospitalización a domicilio como una opción más en la asistencia a las personas. “Creemos en el hogar como lugar terapéutico”, confiesa.

Su experiencia como gestora en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) liderando el diseño del plan estratégico de atención a la cronicidad le hizo tener una visión global de las necesidades reales del envejecimiento, la cronificación de las enfermedades y la dependencia que éstas generan. Tal ha sido el éxito de su empresa que han creado, además una línea de externalización de unidades de enfermería, algo totalmente novedoso en nuestro país. “Animo profundamente a emprender, pues nuestras competencias y capacidades únicas no tienen porqué verse confinadas al ámbito asistencial. Tenemos mucho que aportar a la sociedad en otros ámbitos. Emprender también va de creer en uno mismo y de mirar sólo hacia delante”, asegura.

Cuidado de la mujer en todas sus etapas vitales

Para Sara Cañamero la maternidad le hizo vivir las lagunas que tiene el sistema para dar respuesta a las patologías concretas de las mujeres en diferentes etapas vitales. “Cuando decidí crear Maternatal lo hice pensando en todo aquello que necesité durante mi posparto y no lo encontré”, reconoce.

De ahí nació un centro pionero especializado en la atención integral de la mujer en todas las esferas de su vida, formado por un equipo multidisciplinar (matronas, fisioterapeutas, psicólogas, administrativos, etc.) en el que la matrona es la que hace una valoración primera de la mujer y, en base a su estado a las necesidades que pueda tener, deriva a la compañera más adecuada. “Pero es la enfermera especialista la que tiene la formación para poder valorar de manera integral a la mujer, porque la enfermera ginecológica (matrona) no sólo tiene especial importancia en el embarazo y el parto, como se suele asociar, sino que tenemos competencias en todas y cada una de las etapas reproductivas de la mujer”.

Crear su propia empresa le ha permitido a Cañamero trabajar con los estándares de calidad en los cree, formarse con los mejores y contar con la tecnología más puntera. “Me da independencia tanto personal como profesional”, asegura.

“Pero el camino no siempre ha sido fácil -cuenta-, ya que no se entendía que las matronas pudiésemos estar a la cabeza de un equipo de profesionales perfectamente cualificados para abordar diferentes disfunciones del suelo pélvico, embarazo, menopausia sexual, etc.”.

Para Jesús Morente, mostrar este tipo de testimonios a las futuras enfermeras les permite conocer otros campos de desarrollo no directamente ligados al sector salud, debatir sobre las dificultades y ventajas de emprender y animarlas al desarrollo de ideas innovadores con nicho de mercado. “Confío en que esta asignatura les deje el poso de que se puede emprender, que otras ya lo hicieron y que sus sueños e ideas se pueden llevar a buen puerto por difíciles que parezcan”.

Noticias relacionadas

Emprendimiento, enfermeras, enfermería, matronas, San Juan de Dios

Una respuesta a “«Sigue sin entenderse que una enfermera emprenda sin un facultativo que la dirija»”

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*