Un abrazo a la esperanza

Lunes, 1 de febrero de 2021

La sociedad está crispada. Esta crisis sanitaria mundial está siendo una carrera de fondo muy dura para todos, y en especial para aquellos que seguimos estando en esa primera línea frente al covid.

El enfermero abrazando al paciente | Facebook Centro de Apoio Geriátrico
El enfermero abrazando al paciente | Facebook Centro de Apoio Geriátrico

Pasamos muy rápido de los aplausos a las quejas, de cantar el «resistiré» a promover insultos y reproches.Lamentablemente a pesar de este terrible panorama gran parte de la clase política no sigue a la altura de las circunstancias, siguen viendo este virus como una oportunidad, sin ser capaces de dejar a un lado sus diferencias ni valorar la magnitud de esta pandemia, continuando erróneamente su particular campaña. Y esto, nos está pasando factura a aquellos que seguimos luchando cara a cara con la covid19.

Y por si fuera poco, ahora para más inri, hay quienes se han aburrido de comentar las terribles cifras de esta pandemia, y han puesto su foco permanente en aquello que no ayuda, generando dudas y desconfianza en la sociedad, en un momento en que la responsabilidad colectiva es fundamental, en un minuto donde necesitamos sentirnos todos en el mismo equipo para poder ganar este partido, o por lo menos para no perder por goleada.

Pues intentando sobrevivir al odio, navegando por la red en busca de información, una foto cae en mis manos, una imagen que resume lo que muchos sentimos, y es el abrazo de un enfermero a un paciente covid con síndrome de down que se resistía a que le colocaran una mascarilla con oxígeno para poder respirar mejor. Con ese abrazo necesario, lo tranquilizó, lo calmó y nos regaló a todos un gesto de humanidad que representa una gota de amor en este agitado mar de incertidumbre.

Aquellos que conocen mis charlas docentes a los MIR y EIR en la iniciación al mundo de las urgencias y emergencias, siempre recuerdan ese «vuestra seguridad es lo primero», porque es mi obligación, pero solo los que conforman nuestros equipos durante la asistencia sanitaria saben que muchas veces esa frase que tenemos muy presente la olvidamos a propósito para ayudar y cuidar de nuestros pacientes, en ocasiones traspasando el límite que la teoría nos marca pero que el corazón se encarga de que olvidemos.

Ese gesto desinteresado, ese no mirar solo por nuestros intereses, por nuestro partido, por permanecer en un cargo o por querer aumentar la audiencia al coste que sea, es lo que realmente necesitamos en estos momentos, para salir de esta pandemia, porque los partidos se ganan cuando todo el equipo está comprometido por un mismo objetivo.

Gracias Raimundo Nogueira Matos (enfermero) y Emerson Junior (paciente) por representar aquello que muchos de nosotros sentimos, un auténtico abrazo de esperanza, no todo está perdido.

JM Salas – Autor y editor de libro y blog Con Tinta de Médico

Para consultar la publicación original puede seguir este enlace.

Abrazo, COVID-19, crisis sanitaria, enfermeros, expertos

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*