Un estudio demuestra que más de la mitad de las enfermeras de España padece ansiedad por la falta reconocimiento

Viernes, 17 de enero de 2020

La ansiedad se trata de “una anticipación de un daño o desgracia futuros acompañada de disforia y/o de síntomas somáticos de tensión. Es una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y permite a la persona que adopte las medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza”, tal y como la define GuíaSalud. Son muchos los estudios e investigaciones que se han realizado hasta el momento sobre la ansiedad y es que según datos anteriores sobre el estrés enfermero demuestran que la mayoría de estos profesionales padece ansiedad.

Un nuevo estudio demuestra que el 51% de las enfermeras que trabajan en España padece ansiedad por la falta de reconocimiento y realización personal, tal y como explicó el enfermero y CEO de Salusplay, Carlos Valdespina, durante la I Jornada de Emprendimiento y Desarrollo Profesional de Enfermería. El objetivo de esta jornada era presentar iniciativas empresariales lideradas y dirigidas por enfermeras, mostrar a los alumnos campos de desarrollo profesional no directamente ligados al sector salud, debatir sobre las características del emprendedor, las dificultades y ventajas de emprender… Todo ello organizado por la Escuela de Enfermería y Fisioterapia San Juan de Dios.

Entre otras preocupaciones, los datos sobre la ansiedad han sido unos de los más llamativos en la jornada. Este año 2020 será el Año Internacional de la Enfermera y la Matrona, donde se quiere destacar la capacidad de liderazgo de la profesión, algo que disminuiría este problema que cada vez es más serio y preocupa más a los profesionales. “Si esto sigue así, los enfermeros nos terminaremos convirtiendo en los pacientes de aquel sistema sanitario que normalmente atendemos”, explicó en una entrevista a FUDEN el enfermero y Director de Postgrados Marcos Rojas.

Algunos síntomas inequívocos de ansiedad son las pulsaciones aceleradas, la rigidez y hormigueo en brazos y piernas, el dolor en el pecho o, incluso, abdominal y una sensación de ahogo acompañada de sudoración y temblores, entre otros. Son síntomas que, si se suceden, pueden llegar a ser peligrosos para la salud del individuo, ocasionando problemas cardiovasculares, posibles úlceras y malas digestiones, mayor probabilidad de asma o, incluso, debilitar el sistema inmune y, por ende, ser propenso a un mayor número de infecciones. Síntomas que afectan a la labor del enfermero y su desempeño con el paciente al no poder ofrecer el mejor servicio.

Noticias relacionadas

Año Internacional de la Enfermera y Matrona, ansiedad, Enfermero, Estudio enfermero, reconocimiento enfermero

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*