Un estudio pone de manifiesto el impacto negativo de la COVID-19 en pacientes con trastornos mentales

Miércoles, 24 de marzo de 2021

Un equipo de investigadores del Grupo de Neurociencias y Salud Mental del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre, en Madrid y la Universidad Miguel Hernández y el Hospital San Juan de Alicante, pertenecientes a CIBERSAM, ha puesto de manifiesto el impacto negativo de la COVID-19 en personas que presentan antecedentes de trastornos mentales.

Esta investigación, de acuerdo con lo expuesto por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en un comunicado, señala también que este colectivo puede tener una mayor predisposición al contagio. Encabezado por los doctores Lorena García, de los centros alicantinos, y Roberto Rodríguez, investigador principal del i+12 y CIBERSAM, el trabajo establece que los casos confirmados de COVID-19 en los afectados con antecedentes psiquiátricos, factores ambientales como la falta de necesidades básicas cubiertas, la violencia doméstica, el consumo de drogas o la carencia de ejercicio físico, se relacionaron con síntomas depresivos más graves.

En este sentido, las conclusiones apuntan a que las personas con diagnóstico previo de trastornos mentales han presentado un aumento de los signos de la ansiedad, la depresión y el estrés agudo durante el pico de la pandemia, significativamente superior a los vividos por aquellas sin problemas previos de esta índole. Por ello, argumentan que este tipo de pacientes es más frágil en situaciones de incertidumbre a raíz, en este caso, de un virus desconocido.

“PsyCOVID-19-San-Juan-imas12” es un estudio comparativo de la sintomatología en pacientes que manifiestan un trastorno mental anterior al brote de coronavirus, en comparación con los participantes que no han sufrido ninguna enfermedad psiquiátrica, que analiza si la tasa de contagio es más alta comparada con el grupo de control y cómo afecta el entorno a su estado emocional, explican en la citada nota informativa.

Los resultados de este trabajo, publicados en Journal of Psychiatric Research, surgen de una encuesta, de ámbito nacional, online en la que han participado 1.839 personas, de las que 201 tenían diagnóstico previo de trastorno de salud mental, según los datos ofrecidos por el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid; de estas, el 3,5% fue positivo por COVID-19, frente al 0,4% de los que no presentaban enfermedad psiquiátrica, lo que muestra que la tasa de contagios en estos pacientes ha sido más elevada. La muestra realizada se enmarca entre el 29 de marzo y el 5 de abril pasados, es decir, la etapa aguda de la primera ola de la pandemia.

Noticias relacionadas

COVID-19, salud mental, trastornos mentales

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*