Un estudio revela la incidencia de la enfermedad inflamatoria intestinal en España

Jueves, 8 de julio de 2021

El doctor Javier P. Gisbert, médico especialista en digestivo en la Unidad de Atención Integral al Paciente con Enfermedad Inflamatoria Instestinal del Hospital La Princesa, ubicado en Madrid, y la doctora María Chaparro, investigadora del CIBEREHD, han liderado un estudio con el que se pretende dar a conocer la epidemiología de la enfermedad inflamatoria intestinal en España, así como el empleo de recursos diagnósticos y terapéuticos a lo largo del tiempo.

enfermedades raras

Los resultados de esta investigación, titulada Incidence, Clinical Characteristics and Managment of Inflammatory Bowel Disease in Spain: Large-Scale Epidemiological Study (EpidemIBD), han sido publicados por el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU). Para lograr sus objetivos, gan participado más de 100 unidades de esta patología por toda España, con un área de referencia de más de 22 millones de habitantes adultos, constituyendo, de esta forma, uno de los estudios más amplios, a escala mundial, sobre la epidemiología de una dolencia.

Gisbert, a este respecto, a querido poner de manifiesto que se trata de “una de las patología que conlleva un coste social más alto, por los costes directos e indirectos derivados de la misma. Conocer su incidencia es crucial para organizar los recursos sanitarios necesarios para la atención de estos pacientes. Sin embargo, a pesar de su importancia, hasta ahora la incidencia de la EII en España no había sido estudiada en profundidad”.

El doctor Manuel Barreiro, presidente de GETECCU, ha señalado que EpidemIBD “es un proyecto paradigmático de GETECCU en el que se aúnan, por un lado, la vocación de trabajo por nuestros pacientes con EII y, por otro, el espíritu colaborativo de nuestra sociedad científica para realizar proyectos de gran envergadura que supongan una mejora en la atención de los afectados”. Esta coordinación entre más de 100 centros y varios cientos de colaboradores ha sido uno de los retos que ha supuesto el desarrollo de este estudio. Sin embargo, “era crucial obtener representación de todas las áreas geográficas e incluir hospitales con distintas características de complejidad para que los resultados fueran realmente representativos de la realidad. Y, finalmente, el esfuerzo ha merecido la pena”, ha destacado la doctora Chaparro.

Así, en total se incluyeron más de 3.600 pacientes recién diagnosticados de enfermedad inflamatoria intestinal a lo largo del 2017, lo que supone una incidencia de 16 casos por cada 100.000 habitantes, 7,5 para la enfermedad de Crohn y 8 para la colitis ulcerosa. Estas cifras son superiores a lo descrito previamente en España y similares a lo observado en países del norte de Europa. “Extrapolando estas cifras, podemos estimar que cada año se diagnostican en nuestro país aproximadamente 10.000 nuevos casos de EII”, afirma Chaparro. Además, hasta un 20% de los pacientes con enfermedad de Crohn presentaba complicaciones, como estenosantes o fistulizantes, en el momento del diagnóstico.

Por otra parte, la investigación destaca la elevada frecuencia de uso de fármacos biológicos, principalmente con esta dolencia. Gisbert ha manifestado que en el trabajo “se observó que el uso de recursos terapéuticos en la enfermedad inflamatoria intestinal es elevado y superior a lo descrito previamente. Esta información es de gran valor para todas las partes implicadas en la atención de estos pacientes”. En este sentido, durante los 12 primeros meses tras el diagnóstico, un tercio de los pacientes había recibido tratamiento con corticoides sistémicos; una cuarta parte, inmunosupresores; el 15%, biológicos y el 5% había sido operado por la EII. Estas cifras fueron especialmente elevadas en los pacientes de crohn: aproximadamente el 50% de ellos recibió corticoides sistémicos; el 50%, inmunosupresores y aproximadamente el 30% había estado expuesto al tratamiento biológico a los 12 meses del diagnóstico.

Uno de cada diez pacientes de crohn había precisado, al menos, una intervención quirúrgica a lo largo del primer año. Con respecto a los ingresos hospitalarios, un tercio de los pacientes había sido hospitalizado en el primer año desde el diagnóstico, y más del 70% de los ingresos ocurrió por el brote de debut de la enfermedad. Chaparro y Gisbert concluyen que los resultados “de este estudio subrayan la importancia de la enfermedad inflamatoria intestinal para los sistemas de salud y para la sociedad en general, que tienen que hacer frente al manejo de una dolencia tan compleja”.

Noticias relacionadas

Colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, enfermedad inflamatoria intestinal, EpidemIBD, GETECCU

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*