Una encuesta revela que las enfermeras son el colectivo sanitario que padece mayor sensación de riesgo, desamparo, estrés, ansiedad y depresión

Martes, 15 de diciembre de 2020

Una encuesta realizada por Kayros Salud, encargada por la Unión Sanitaria Valenciana (USV), ha revelado que el colectivo enfermero ha sido y es el grupo profesional del sector más afectado emocionalmente por la pandemia de la COVID-19, según informan desde el Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA) en una nota de prensa.

En este sentido, Juan Carlos Tirados, presidente de la entidad colegial, ha querido destacar, en el mencionado comunicado, que las enfermeras “so9n las que mayor sensación de riesgo y desamparo han sufrido, con la consiguiente ansiedad, siendo también las profesionales que más se han estresado y deprimido durante las dos olas de infecciones de COVID-19”.

De esta forma, el 65% de las enfermeras asegura haber sentido que su situación emocional han empeorado respecto a febrero del 2020, llegando incluso a haberse agravado mucho en el 20% de las encuestadas, el más alto de todas las profesiones sanitarias comparadas, según se refleja en el estudio de la USV. El nivel de desamparo percibido entre los enfermeros es de 3,08, calificando un 10 el sentimiento de que las autoridades sanitarias hubieran favorecido las medidas de protección necesarias. Ante estas circunstancias, Tirado ha subrayado que es “significativo que el 20% de las enfermeras haya valorado esta cuestión con un 0. Una sensación que ha sido persistente en el tiempo”.

En lo referente al riesgo percibido de sufrir contagios en el puesto de trabajo, más de un 50% ha puntuado con un 8 o más, y el 32,5%, con un 10, como el máximo riesgo de contagio, siendo el mayor porcentaje de entre los distintos colegios sanitarios presentes. Por otra parte, en lo tocante al estrés, las enfermeras se hallan en el grupo más afectado, seguidas de los farmacéuticos, veterinarios y fisioterapeutas, que traspasan la sintomatología leve, llegando las enfermeras a la moderada. Así, al focalizar en el 44% de la muestra con síntomas de estrés sobresalen enfermeras y farmacéuticos como lo más gravemente estresados. El presidente del CECOVA incide en que se ha de “destacar que los colegiados de enfermería en la Comunidad Valenciana llegan a niveles de entre el 8 y el 10, muy superiores al resto de profesionales. El nivel de estrés máximo ha sido manifestado por un 20% de los trabajadores de enfermería que han sufrido la presión de la saturación de los hospitales en los picos álgidos de la infección”.

En cuanto a la presencia de síntomas de depresión, el colectivo, junto con el de farmacéuticos y el de ópticos-optometristas, es el más gravemente deprimido. Algo similar a lo que ocurre con la ansiedad, ya que las enfermeras llegan a la sintomatología media de estrés, seguidas por el grupo de farmacéuticos, con síntomas leves. Esto “resulta muy preocupante”, añade Tirado, porque “dentro del 62,5% de la muestra de enfermería con sintomatología de ansiedad, el 17,5% traspasa la severa y extremadamente severa. Unos datos que arrojan la necesidad de dimensionar las plantillas de profesionales para que puedan dar la asistencia adecuada para la población que ha sido ingresada en las UCI y en el resto de plantas COVID de los hospitales”.

Una vez analizada la gravedad de las somatizaciones, re refleja que el 57,9% de la muestra presentaba sintomatología relevante, encabezando la lista las enfermeras, seguidas de farmacéuticos y otros sanitarios que presentaban manifestaciones somáticas de mayor gravedad. Concretamente, en el colectivo enfermero el 77,5% describe este trastorno.

En la dolencia de estrés postraumático se ha detectado que los grupos de enfermería, farmacia, fisioterapia, veterinaria y otros sanitarios sobrepasan la sintomatología moderada; cuando se focaliza en el 67,8% que presenta síntomas, se observa que estos colectivos, especialmente las enfermeras, son los que tienen un cuadro más grave. En lo referente al trastorno obsesivo compulsivo, los enfermeros son, asimismo, el colectivo con mayor incidencia, con un 60% que mostró síntomas. Como conclusión, en la medición de los índices de discapacidad es “de forma recurrente, en enfermería donde se encuentran los datos de mayor gravedad”, finaliza Tirado. Este colectivo es el que presenta los índices de discapacidad más graves, seguidos de veterinarios, farmacéuticos, otros profesionales y fisioterapeutas.

Según exponen desde CECOVA, el muestreo se ha elaborado con alrededor de 2.000 encuestas en dos fases, comprendidas entre julio y septiembre de 2020, realizadas en diversos puntos de la Comunidad Valenciana entre sanitarios y no sanitarios. El objetivo de este estudio ha sido evaluar la percepción del estado emocional en todas sus perspectivas psicológicas, la actuación de las autoridades sanitarias o el nivel de riesgo de contagio.

Noticias relacionadas

ansiedad, COVID-19, depresión, enfermeras, estrés, pandemia

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*