“Agradezco mucho el cariño que transmiten los enfermeros, me tranquiliza”

Viernes, 9 de febrero de 2018

Actriz de cine, teatro y televisión, Aida Folch ha trabajado, desde su debut, con algunos de los actores y directores más importantes no solo del panorama nacional, sino también en producciones internacionales. Nominada al Goya a mejor actriz en 2012 por su papel en El artista y la modelo, de Fernando Trueba ha participado en su primera serie para la pequeña pantalla: Sé quién eres.

Nos habla de sus experiencias con los profesionales enfermeros y de la importancia de la práctica deportiva y de la buena alimentación durante las intensas jornadas de rodaje.

© Quentin de Briey

Pregunta: Ha trabajado en cine, en televisión y en teatro, ¿cómo encara la preparación de sus personajes para estos tres ámbitos? ¿Si tuviera que escoger, con cuál se quedaría?

Respuesta: Cada preparación es un mundo y cada medio también. Siempre depende del tiempo del que dispongamos, del contexto histórico-social en cuanto a documentación, si el personaje realiza alguna actividad que tenga que aprender… Casi siempre hay un trabajo intelectual de mesa y hablar mucho con el director, ensayos y… ¡a rodar!

El cine es el amor de mi vida.

P.: En su año de debut en el cine, el 2002, rodó El embrujo de Shanghai con Fernando Trueba y Los lunes al sol con Fernando León de Aranoa. ¿Cómo fue empezar con dos de los directores españoles más prestigiosos?

R.: Fue muy bonito y excitante empezar con dos grandes directores, y también tener la oportunidad de formar parte de dos proyectos como aquellos y con el reparto que contaban. Fue una experiencia maravillosa.

P.: También ha trabajado con actores tan reconocidos como Ariadna Gil, Javier Bardem, Claudia Cardinale, Lola Dueñas, Luis Tosar, Jean Rochefort, Fernando Fernán-Gómez o José Coronado, entre otros. ¿Qué experiencias destacaría con alguno de ellos? ¿Con quién le gustaría trabajar de nuevo en el futuro?

R.: Siempre es muy interesante trabajar con grandes actores consagrados porque hay mucho que aprender de ellos, aunque también he conocido gente muy joven que me ha dejado con la boca abierta. Por supuesto, me gustaría volver a trabajar con Javier Bardem.

P.: Fue nominada al Goya a mejor actriz por El artista y la modelo (2012), ¿cómo vivió ese momento?

R.: Lo viví con mucha alegría y muchos nervios. Me sentí muy afortunada de que tuviera tanto reconocimiento una película tan importante para mí. Si hay próxima vez espero disfrutarlo más.

P.: Últimamente ha participado en la serie quién eres, de Pau Freixas con Francesc Garrido y Blanca Portillo, entre otros. Háblenos del proyecto y de su personaje, la abogada Eva Durán.

R.: Se quién eres es mi primera serie como protagonista, ha sido un regalo en mi carrera. He aprendido mucho y ha sido muy exigente, lo volvería a repetir mil y una veces.

Eva Durán es un personaje que me ha gustado mucho interpretar. Además, el suspense es de mis géneros favoritos. El reparto, Pau Freixas, el director… lo hemos vivido con mucha pasión y esfuerzo y me hace feliz que el público haya respondido.

© Quentin de Briey

P.: ¿En qué proyectos tiene pensado embarcarse en el futuro?

R.: Ahora mismo estoy rodando una miniserie para TV3 titulada Vida privada, dirigida por Silvia Munt sobre la aristocracia catalana de los años 20. Es una delicia.

P.: ¿Hay alguna forma especial de cuidarse antes y después de los rodajes o las funciones de teatro?

R.: Yo siempre intento hacer deporte mientras ruedo, para desconectar y sentirme fuerte. Al final un rodaje es algo muy militar y tienes que aguantar mucho. Las jornadas de trabajo son de 12 horas. Comer bien también es importante para que no decaiga la energía.

P.: ¿Qué representa para usted la figura de los profesionales enfermeros? ¿Tiene alguna experiencia o anécdota en su vida personal con ellos?

R.: Gracias a Dios voy muy poquito al hospital. Me parece una tarea difícil, agradezco mucho el cariño que transmiten, me tranquiliza. Creo que los profesionales de sanidad pública española son muy buenos.
Siempre digo que soy una cagueta y que me traten con cariño, no puedo ver ni una aguja, soy muy mala enferma.

PÍLDORAS

¿Cómo definiría la labor enfermera?

Una labor imprescindible.

¿Qué no falta en su botiquín?

Tiritas, Agua oxigenada, alcohol, creo que lo normal…

Ejercicio, ¿en un gimnasio o al aire libre?

Donde sea, pero aire libre preferiblemente.

¿De qué alimento no podría prescindir?

Del jamón.

Si no fuera actriz, ¿qué otra profesión habría escogido?

Algo artístico o social, me decanto por la imagen, la fotografía, pintura… O algo para ayudar a los demás.

Aida Folch, enfermería, revista Metas de Enfermería

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*