América Latina quiere acentuar la labor humanitaria de los enfermeros

Lunes, 16 de febrero de 2015

Estudiar y posteriormente ejercer la enfermería, requiere tener una vocación indispensable para desempeñar de forma adecuada unos cuidados basados en la calidad y atención integral a los pacientes, siempre desde un enfoque humanista y cercano. Una labor humanitaria que en América Latina se viene dando desde hace años, a pesar del escaso porcentaje de profesionales que trabajan como enfermeros en la actualidad.

En México, durante mucho tiempo se definió a la enfermería como una práctica técnica de marcado carácter religioso, aunque paulatinamente se fue cambiando la percepción de la misma gracias a los avances médicos del siglo XIX, propiciando que adquiriera una mayor presencia en hospitales como auxiliares de médicos, y más tarde como enfermeros/as. dicen

El rango universitario que necesitaba la enfermería mexicana llegó tras la Revolución, con nuevos planes de estudio y un mayor protagonismo del género femenino, creándose numerosas escuelas de enfermería que copiaron el exitoso modelo de la Universidad Nacional de México.

A pesar de que los avances y el desarrollo tecnológico han mejorado las condiciones de la profesión enfermera, el envejecimiento de la población y el surgimiento de nuevos virus y enfermedades hacen que la enfermería progrese más lento de lo previsto. Y es que, según el último informe sobre Salud de la OCDE publicado en 2014, México tiene, actualmente, 2,6 enfermeras por cada 1.000 habitantes, casi seis puntos menos que la media de los países miembros (8,8 enfermeras por cada 1.000 habitantes).

En este sentido, la labor humanitaria en las distintas áreas y especialidades que ofrece la enfermería en muchos países latinoamericanos necesita seguir creciendo con profesionales que reciban más oportunidades dentro del mercado laboral.

Tomar en cuenta valores tan importantes como la responsabilidad, tolerancia, solidaridad y el trabajo en equipo entre los propios profesionales de la salud (médicos ,enfermeros, etc), incluyendo a pacientes y familiares, son aspectos fundamentales para una de las profesiones más sacrificadas dentro del panorama sanitario.

 

 

 

 

 

América Latina, enfermería, enfermeros, labor humanitaria, pacientes

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*