Aula permanente para la formación de cuidadoras de pacientes hospitalizados

Martes, 17 de diciembre de 2013

© H. Puente Genil

El Hospital de Alta Resolución de Puente Genil, en Córdoba, ha puesto en marcha un aula permanente para formar a cuidadoras personas dependientes hospitalizadas, aprovechando así el tiempo de ingreso hospitalario del paciente al que cuidan, para formarse, de manera teórica y práctica, sobre todo en tareas y materias necesarias en los distintos casos, y para que puedan desarrollar los cuidados oportunos al paciente en el domicilio, una vez que reciba el alta hospitalaria.

Con este fin, una habitación de la Unidad de Hospitalización Polivalente del centro hospitalario, dotada con medios audiovisuales, material fungible, orto protésico, aparataje y otros recursos necesarios para llevar a cabo la formación, está siendo el escenario de las charlas durante dos días de la semana, en horarios en los que el paciente precisa una menor demanda asistencial.

Principalmente, son enfermeros y auxiliares de enfermería quienes imparten esta formación, aunque también participa personal facultativo para algunas actividades y para dar respuesta a las dudas de las cuidadoras. Además de una parte teórica, tras la cual se resuelven dudas y se comparten experiencias, la formación incluye una parte práctica, donde se representan situaciones reales que las cuidadoras se pueden encontrar en el domicilio, tras el alta hospitalaria. En este aspecto, todo lo aprendido en los talleres será puesto en práctica por las cuidadoras con el paciente durante el ingreso hospitalario, contando siempre con la supervisión y el apoyo de la enfermera.

Los principales temas tratados en las sesiones formativas son: aseo del paciente encamado; cambo de ropa de cama con paciente encamado; cuidado de la boca y mucosas; cuidados de la piel, uñas, oídos y cabello; cuidado de las heridas y ostomías; cambios posturales; nutrición y alimentación oral y enteral; ingesta de líquidos e hidratación; prevención de úlceras por presión; traslados del paciente dentro del domicilio; cuidados de la sonda vesical y sonda nasogastrica; fisioterapia respiratoria; administración de medicación oral y subcutánea; primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar; conceptos básicos de seguridad del paciente; así como planes de cuidados, recursos locales y coordinación interinstitucional, entre otros.

Asimismo, al finalizar las sesiones se crea un espacio de compartir experiencias y dudas comunes que permite un momento de respiro familiar y la posibilidad de ampliar el círculo social de las cuidadoras, fomentándose un sistema de ayuda entre ellas que continúa una vez dados de alta las personas a las que cuidan.

El supervisor de cuidados de enfermería de Hospitalización, Raúl Pérez, quien ha participado en la puesta en marcha de esta aula formativa permanente, explica: «en las últimas décadas el incremento de la población mayor de 65 años ha sido del 200%, y esta tendencia, lejos de reducirse, va a seguir incrementándose. El envejecimiento poblacional y la cronificación de procesos ha ocasionado que aumente el porcentaje de personas dependientes y de cuidadores/as informales. Por eso pensamos que era necesario la creación de un aula de estas características que diera respuesta a la necesidades de cuidados y salud derivadas de esta situación».

La coordinadora de Cuidados de Enfermería del hospital pontano, María Holgado, destaca que “los objetivos fundamentales de esta iniciativa son garantizar la continuidad de los cuidados en el domicilio, potenciar prácticas seguras en el manejo del paciente que permitan crear en casa, el mismo entorno de seguridad que existe en el hospital, a la vez que apoyar a las cuidadoras afianzando su autoestima para la resolución de problemas y, en definitiva, mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadoras”.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*