Campaña solidaria para ayudar a personas en situación de vulnerabilidad

Viernes, 17 de enero de 2014

© H. Reina Sofía

Pacientes de salud mental del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba han llevado a cabo una campaña solidaria, a través de la que han recaudado fondos para comprar alimentos de primera necesidad y repartirlos en el Hogar del Transeúnte Madre Redentor y el Comedor Trinitario de Córdoba.

Gracias a esta campaña, han conseguido reunir alrededor de 1.000 kilos de productos de alimentación que entregaron las pasadas Navidades en estos centros de la ciudad.

Por tercer año consecutivo, cerca de una quincena de pacientes de la Unidad de Rehabilitación de Área y Hospital de Día de Los Morales han participado en un taller creativo que les ha permitido poner en marcha esta campaña. Para ello, con sus propias manos y usando material reciclado, han confeccionado monederos y fundas de gafas que han vendido al precio simbólico de 1,5 euros. Las ventas han procedido de personal de los distintos centros del complejo sanitario Reina Sofía, colectivos cordobeses y también de aportaciones particulares.

La recaudación, que ha sido de unos 1.000 euros, ha duplicado la del año anterior y se ha destinado íntegramente a la compra de alimentos de primera necesidad. Los pacientes que han participado explican que «hemos decidido arrimar el hombro al ver que son numerosas la familias que en nuestro país pasan hambre».

Según explican los propios pacientes, la idea de realizar estos regalos se les ocurrió al ver «la cantidad de material de desecho que se podía reciclar para crear otros nuevos. El taller nos brinda la posibilidad de hacernos valer por nosotros mismos, aumentar nuestra autoestima y sentirnos útiles a la sociedad». Todos ellos se sienten muy satisfechos de su participación en este proyecto y se han visto sorprendidos por la gran acogida de sus creaciones.

Por su parte, la responsable del taller creativo, Concepción Díaz, señala que han trabajado con mucha ilusión durante dos meses. «Esta iniciativa cumple con un doble objetivo: por una parte, ayudar a personas en situación de necesidad y, por otra, cumple una importante función terapéutica basada en el fomento de su creatividad y autoestima y sirve como complemento para el tratamiento de la enfermedad».

A través de esta actividad, se intenta mejorar su patología, autoestima y calidad de vida, además de reducir el estigma de la enfermedad mental en estos pacientes.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*