Cómo disfrutar de unas vacaciones saludables

Viernes, 16 de agosto de 2013

La Consejería de Sanidad de la Comunidad recuerda que durante el verano hay que extremar el cuidado de la salud, especialmente en niños y mayores, y adoptar medidas de precaución frente a los riesgos del calor y las actividades de ocio en el mar o piscinas.

Como primera precaución, los expertos en salud pública recuerdan a los bañistas que guarden medidas de precaución, como elegir la piscina en función de su profundidad y vigilar a los menores en dichas instalaciones. Asimismo, se aconseja educar al niño para que no entre en el agua bruscamente después de una exposición prolongada al sol o de una comida copiosa.

Según los expertos, las radiaciones solares pueden provocar efectos perjudiciales como el envejecimiento prematuro de la piel, quemaduras, insolación, o lesiones cancerosas, por lo que no hay que olvidar usar cremas fotoprotectoras con un factor de protección (FPS) medio-alto, no inferior a 15, que filtren tanto los rayos ultravioleta tipo A (UVA), como los de tipo B (UVB). Aquellas personas que tengan la piel clara y/o el cabello rubio deberán utilizar cremas con mayor factor de protección. El uso de las creamas debe ser diario, incluso los días nublados, repitiéndose su aplicación cada dos horas. Además, se recomienda evitar la exposición solar entre las 11.00 y las 16.00 horas.

La Consejería de Sanidad aconseja “beber abundante agua, con frecuencia, al menos dos litros al día aunque no se sienta sed, así como evitar las bebidas muy azucaradas, las alcohólicas, café, té o cola, así como los líquidos excesivamente fríos y las comidas calientes, copiosas y de digestión lenta”. También recomienda aumentar en verano el consumo de frutas y verduras, aprovechando los beneficios de la dieta mediterránea.

Además, los expertos en seguridad alimentaria explican que con las temperaturas de calor extremo las bacterias se multiplican rápidamente, por lo que se deben extremar los cuidados y no dejar alimentos fuera del frío durante más de una hora. Por otra parte, es importante mantener separados los alimentos crudos de los alimentos ya cocinados para evitar su contaminación.

Precauciones en los viajes a países extranjeros

Para viajar al extranjero, se debe disponer de lo necesario para una atención médica, como tarjeta sanitaria, seguros médicos o un pequeño botiquín. Cuando se viaje a países exóticos, también se debe consultar con tiempo la necesidad de vacunarse contra enfermedades que puedan existir en el país de destino.

En el caso de viajar con niños y, sobre todo, al cambiar de vivienda durante las vacaciones, es necesario verificar las condiciones de seguridad de la nueva residencia para evitar posibles riesgos. En cuanto a los cuidados que conviene adoptar en el hogar, se aconseja bajar las persianas y toldos de las ventanas expuestas al sol, permaneciendo en la sala más fresca y no salir a la calle en las horas más calurosas.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*