‘Cuidados y Caricias’, la enfermera al lado de las madres primerizas

Lunes, 5 de diciembre de 2016

cuidados-y-caricias-maria
María Sancha

María Sancha es enfermera Especialista en Pediatría y la fundadora del proyecto ‘Cuidados y Caricias’, una iniciativa que surgió de la mano de esta joven profesional con el fin de proporcionar ayuda a las madres que acaban de dar a luz resolviendo los primeros problemas que surgen al tener un bebé.

La idea, cuenta su fundadora, nació poco a poco. “Siempre me han encantado los bebés y en cuanto empecé la carrera tuve claro que quería especializarme en Pediatría”.

Tras finalizar sus estudios y conseguir la plaza de residente comenzó a trabajar en el Hospital de La Paz (Madrid), pero al poco tiempo se dio cuenta de que había todo un mundo por descubrir en el bebé sano y que no se enseñaban en los centros sanitarios.

“Aprendíamos mucho sobre patologías, hacíamos muchos estudios sobre enfermedades y tratamientos, dábamos muchísimos cursos sobre cosas específicas y, sin embargo, faltaba lo más básico. Una madre daba a luz, llegaba a casa y se encontraba sola”, explica Sancha.

La falta de tiempo en las consultas para atender las miles de dudas de mamás y bebés primerizos da lugar a la creación de este proyecto personal: ‘Cuidados y Caricias’, un programa dirigido a todas las mamás durante el primer año de maternidad que consiste en ser figura de referencia, de apoyo y asesoramiento. “Se trata de que la mamá esté apoyada y escuchada y cuente con una persona cualificada que le ayude a ver que su bebé está bien, que ella puede, que no está sola y que su pequeño crece correctamente”, indica María.

“No me gusta pensar que hay mamás que se sienten perdidas y solas”

mother-and-small-baby-1290405_1920Que todas las madres puedan recibir una información actualizada y no contradictoria es otro de los pilares básicos del programa, “mi sueño es que llegue un momento en el que esto que realizo esté implantado y sea algo normal en la sociedad”.

Los dos objetivos para esta emprendedora son que la maternidad se viva de una forma mucho más natural, sencilla y tranquila y que todos los bebés sean respetados y tengan acceso a sus derechos más básicos: “no me gusta pensar que hay mamás que se sienten perdidas y solas”. Para ello, los servicios que ofrece son de acompañamiento y asesoramiento a la madre a la llegada a casa, en la adaptación, en la lactancia y en todas las dudas que puedan surgir en las primeras semanas de vida del niño.

En algunas ocasiones ofrece asesoramiento para resolver situaciones concretas como el masaje infantil o el porteo y en otras, realiza una valoración y un seguimiento personalizado del bebé, “voy a su casa y le hago una revisión, se le pesa, talla y se va registrando todo”.

Además, con el fin de que las dudas desaparezca totalmente, imparte formaciones para embarazadas, madres, padres y cuidadores sobre temas de salud del bebé, primeros auxilios o prevención de accidentes.

La Enfermería y la maternidad

Son muchos los servicios y las ayudas que se ofrecen en ‘Cuidados y Caricias’. “No descarto que en algún momento haya más gente formando parte de este proyecto, pero creo que antes deberíamos cambiar la idea que se tiene sobre la Enfermería y la maternidad”.

El profesional enfermero parece no tener más opciones que trabajar en un hospital, centro de salud o clínica y las especialidades, como Pediatría, no están todavía reconocidas. Por otro lado, la maternidad actual implica, en muchas ocasiones, no atreverte a pedir ayuda, afirma Sancha.

“Muchas mamás me han dicho: ‘María, es que se da por sentado que tienes que saber ser madre’, ‘me da vergüenza tener que recurrir a alguien solo para esto’ o ‘la gente va a pensar que estoy obsesionada’. Y ante el miedo a pedir ayuda y recurrir a estos servicios y, por supuesto, saber que existen, aún queda por hacer un largo trabajo”.

En el momento en el que se da a luz la madre tiene miedo a prácticamente todo y es que, la mayoría de las veces, es la primera vez que de ellas depende el cuidado de un bebé.

“No vivimos en tribu, ni vemos criar, sino que vemos a los hijos de nuestros amigos de vez en cuando y como mucho, con suerte, has cuidado alguna vez a tus sobrinos, tus hermanos o algún niño”.

Saber qué le ocurre al niño cuando llora o si lo que hace el bebé es normal o no es, en general, lo más frecuente que se suele preguntar. Otra cuestión es saber si estará comiendo o cogiendo peso y, en ocasiones, puedan surgir dudas con la lactancia. “Siempre me dicen todas que su mayor miedo es no estar haciéndolo bien o no ser capaz, y por encima de todo, que el bebé se ponga malo o le pase algo”.

¿Recomendarías a los profesionales de Enfermería el autoempleo?

“Yo creo que tienes que tener algo que te lleve a querer hacerlo y si estás motivado es maravilloso. Yo lo que sí les diría es que no se cierren puertas, que la única salida no es el hospital y el paciente enfermo. Sales de la carrera y automáticamente entras en una rutina de bolsas de empleo, puntos, paro y contratos temporales en sitios distintos que parece que no hay otra opción y, sin embargo, creo que la hay.

Creo que una enfermera es mucho más. Hay mucha necesidad de cuidar en la calle y en el día a día de las personas, y además poder ser tú la que diriges tu proyecto y haces lo que te gusta y como a ti te gusta es incomparable”, explica María Sancha.

Bebés, Cuidados y Caricias, enfermera, Especialista en Pediatría, María Sacha

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*