Día Mundial para la Erradicación de la Violencia de Género

Martes, 25 de noviembre de 2014

por diariodicen.es

El 25 de noviembre tuvo lugar la celebración del Día Mundial para la Erradicación de la Violencia contra Mujer, aunque ciertamente, sea cualquiera el día del año elegido para ello, la necesidad de concienciar a los ciudadanos sobre esta lacra social es más que evidente. Y es que a poco más de un mes para finalizar el año, ya se han contabilizado en España hasta 51 muertes por violencia de género.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), calcula que más de cuatrocientas mil mujeres y niñas son víctimas cada año de trata, prostitución, trabajos forzados y esclavitud o servidumbre. Por otra parte, es habitual escuchar en los informativos de las televisiones (públicas y/o privadas) noticias que hablan del desmantelamiento, en cualquier lugar de la geografía española, de grupos enredados en la trata de mujeres, su explotación sexual y laboral o incluso combinado con tráfico de estupefacientes. dia mundial

 Por este motivo, los profesionales de Enfermería desempeñan un papel destacado en la lucha para la erradicación de la violencia de género, ya que el colectivo enfermero es un ‘observador privilegiado’, puesto que son los primeros en entrar en contacto con las víctimas, y como tales, deben contribuir decisívamente en la lucha para que la conducta del maltratador no quede impune y lograr la  tan deseada, y todavía lejana, erradicación.

El hecho de poder detectar los síntomas de acoso o violencia en el hogar, cuando una mujer acude a un centro de salud o a un hospital con síntomas de sufrir violencia conyugal, se antoja como una responsabilidad esencial a la hora de ayudar a elaborar un diagnóstico precoz, informando de cualquier situación de peligro para la integridad de la persona agredida.

Cabe destacar que, en casos de mujeres inmigrantes que sufren este tipo de maltrato, la mayoría de ellas no denuncian ante la justicia, bien sea por miedo (en caso de poder ser expulsadas por irregularidades) o por falta de información. Es en estos casos y en muchos otros, cuando el asesoramiento y asistencia de profesionales del ámbito sanitario, judicial o policial que les atienden en un primer momento, resulta clave para abortar una situación de violencia física o verbal.

CECOVA pide un esfuerzo extra a los trabajadores sanitarios de la Comunitat

Desde el Consejo de Enfermería de la Comunitat Valenciana (CECOVA), al igual que los colegios de Enfermería de Valencia, Castellón y Alicante, se insta a los profesionales sanitarios a “realizar un esfuerzo suplementario en sus puestos de trabajo, con el objetivo de extremar la vigilancia sobre los síntomas de la violencia machista en víctimas que acuden a recibir asistencia sanitaria, para poder detectar posibles casos ocultos y lograr así un diagnóstico precoz que permita prevenirlos”.

La institución lamentó que “la situación de crisis económica provoque que tres de cada diez víctimas de violencia de género hayan dicho no a continuar con el proceso judicial contra sus agresores”, recordando que, según el Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, las causas son la dependencia emocional, afectiva y económica del agresor que llevan a las mujeres a retirar las denuncias, además de las presiones familiares o el miedo a su futuro.