El Gregorio Marañón coordina un estudio con más de 400 pacientes sobre las repercusiones cardiovasculares de la COVID-19

Jueves, 14 de enero de 2021

El Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón, ubicado en Madrid, coordina un estudio con más de 400 pacientes, el mayor de España, sobre las repercusiones cardiovasculares de la COVID-19. El trabajo ha recibido una beca de las Ayudas a la Investigación Biomédica 2020, de la Fundación Francisco Soria Melguizo, con el objetivo de fomentar la investigación biomédica en el país.

De esta forma, el Consejo Científico Asesor de la entidad ha concedido 450.000 euros al proyecto “Prevalencia de secuelas cardiacas tras infección por SARS-CoV-2”, cuyo investigador principal es el doctor Javier Bermejo, jefe de Sección y Coordinador de Cardiología no Invasiva e Imagen Cardiaca del Gregorio Marañón e investigador del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV).

El fin de este trabajo es profundizar en las implicaciones de la COVID-19 en el corazón, en función de la intensidad de la infección. El doctor Bermejo ha querido poner de manifiesto, según recogen desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid en un comunicado, que el factor cardiovascular “juega un papel muy importante en la COVID-19, cuyas consecuencias finales todavía desconocemos, siendo a la vez factor de riesgo y determinante pronóstico. Qué secuelas pueden quedar en el corazón de estos pacientes es un aspecto que todavía se desconoce”.

De esta forma, se estudiará, como se ha dicho, a más de 400 pacientes contagiados en la primera ola de la pandemia, que serán divididos en diversos grupos. El primero, estudiará afectados que fueron ingresados en unidades de cuidados intensivos; el segundo, a aquellos con síntomas leves que no requirieron hospitalización; y el tercero, a pacientes a los que se les realizó serología y habían pasado la enfermedad de forma asintomática.

El trabajo tendrá una duración de dos años, y en él participan, asimismo, los grupos encabezados por Marina Pollán en el CIBERESP, Antonio Torres y Patricia Muñoz en el CIBERES, Isabel del Cura, del REDISSEC y Borja Ibáñez, Pedro Luis Sánchez, Begoña López-Salazar y Pablo Martínez-Legazpi, del CIBERCV, señalan en la citada nota informativa.

El Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón, apuntan desde el Ejecutivo autonómico, dirigido por Francisco Fernández-Avilés, está altamente especializado, cuenta con un prestigio reconocido en el ámbito nacional e internacional y con intensa actividad docente e investigadora; en la actualidad tiene un catedrático de Medicina, un profesor titular y tres profesores asociados, así como seis líneas de investigación en marcha. Por otra parte, ha realizado diversas actuaciones pioneras a lo largo de este año, para asegurar la asistencia tanto ambulatoria como hospitalaria de los pacientes con cardiopatía durante la pandemia.

Noticias relacionadas

Hospital Gregorio Marañón, investigación, Repercusiones cardiovasculares de la COVID-19

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*