El nuevo plan de atención a los malos tratos infantiles de Cataluña incluye a los profesionales de primaria

Miércoles, 10 de abril de 2019

El nuevo “Protocolo de actuación en malos tratos en la infancia y la adolescencia en el ámbito de la salud” de los departamentos de Sanidad y Trabajo de la Generalitat de Cataluña amplía su ámbito de acción a los profesionales de Atención Primaria, que podrán identificar y notificar las situaciones de maltrato a través de las herramientas que pone a su disposición este programa, con lo que se pretende reducir el margen de interpretación subjetiva de las mismas.

© Generalitat de Cataluña

De esta forma, señalan desde la Gobierno de Cataluña en un comunicado, uno de los objetivos que se persigue con la promulgación de este proyecto es evitar la victimización secundaria, y, al mismo tiempo, el infradiagnóstico de los afectados, mediante una actuación rápida y especializada, que no alargue la situación más allá de lo necesario.

Para realizar el protocolo de malos tratos ha sido preciso el trabajo colaborativo de cerca de 60 profesionales pertenecientes a distintas categorías laborales y niveles asistenciales en la región, junto con personal de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia del Departamento de Trabajo. De esta forma, la Consejería de Salud ha llevado a cabo una reorganización del modelo de atención, en función de las necesidades actuales, desde una perspectiva que refuerza la Atención Primaria y los servicios de urgencia de los centros hospitalarios de referencia.

Así, algunas de las vías de trabajo del protocolo se centran en la formación y sensibilización del personal sanitario y en una implantación progresiva de grupos de trabajo de expertos en abusos sexuales y maltrato grave, cuyas funciones serán realizar el diagnóstico e iniciar el tratamiento y asesorar a los trabajadores de los centros de salud y hospitales. Por otro lado, se está poniendo en marcha un apartado específico, en la historia clínica digital de AP, que facilitará el registro de los cuidados a niños con indicadores de riesgo de malos tratos; los datos introducidos en la historia se incluirán en el Registro Unificado de Maltrato Infantil.

El programa, en este sentido, destacan desde el Ejecutivo de la región, contempla una sección dedicada al maltrato prenatal, una situación que se da, por ejemplo, cuando la mujer gestante no sigue una alimentación adecuada, está consumiendo drogas o es víctima de vulnerabilidad o malos tratos.

Asimismo, esta herramienta incluye el maltrato a los bebés, dada la vulnerabilidad de los recién nacidos en los primeros meses de vida y las situaciones de frustración que pueden surgir en los progenitores, con lo que se recomiendan medidas como la identificación de signos de fatiga en los padres o consejo preventivo, desde las unidades de neonatología de los hospitales, y de forma coordinada con Atención Primaria, sobre los riesgos que entraña el zarandeo de los niños.

Alba Vergés, consejera de Salud, ha querido poner de manifiesto, en la citada nota informativa, que este procedimiento ante los malos tratos aborda tanto la detección como la prevención, y que tiene en cuenta, al mismo tiempo, la protección de los profesionales sanitarios en sus actuaciones. Por su parte, Chakir el Homrani, consejero de Trabajo, ha señalado que una de las finalidades de ambos departamentos es priorizar las necesidades y el bienestar de los afectados.

Noticias relacionadas

atención primaria, Cataluña, malos tratos, maltrato infantil, sanitarios

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*