El Sistema de Salud británico necesita 20.000 enfermeras

Lunes, 18 de noviembre de 2013

por diariodicen.es

El Colegio Real de Enfermería (RCN) del Reino Unido señala que, en el actual sistema sanitario de este país, uno de cada seis puestos de enfermeros está vacante y sin cubrir, generando una situación que, según los expertos, pone en riesgo la seguridad de los pacientes.

El doctor Peter Carter, director ejecutivo del RCN,  ha explicado que el servicio de salud está a punto de ser golpeado por una “crisis oculta de personal” ya que algunos centros hospitalarios han señalado que sus niveles de personal están en “los huesos”.

Las cifras oficiales desvelan que el colectivo laboral del Servicio Nacional de Salud (NHS) británico ha perdido 3.859 puestos de enfermeras, matronas y sanitarios a domicilio desde las elecciones de 2010, lo que equivale a 6.468 personas ya que muchos puestos del NHS son a tiempo parcial. Si a este número se suman las plazas no cubiertas, se alcanza la cifra de 20.000 enfermeras a tiempo completo o 34.000 a tiempo parcial.

En opinión de Norman Lamb, ministro de salud, “los líderes de enfermería han dejado claro que los hospitales deberían publicar información detallada de su personal y la evidencia que demuestre que los números son adecuados para los servicios que prestan. Expertos de seguridad del paciente están de acuerdo en que los ratios del personal deberían establecerse localmente. El inspector jefe de los hospitales tomará medidas si se compromete el cuidado de los pacientes al no tener el número adecuado de personal en los centros”.
Para el RCN, esta escasez en los servicios sanitarios, “tendrá significativas implicaciones en la capacidad de los sanitarios para ofrecer una atención segura y de buena calidad para los pacientes. Tendrá graves consecuencias para su seguridad”.

“En España la situación no es mejor”

Según datos del Consejo General de Enfermería, “en España la situación no es mejor. Se estima que, en los últimos dos años, 20.000 las enfermeras españolas despedidas”.

España dispone de una dotación de 7,54 enfermeras por cada 1.000 habitantes frente a una media de 9,56 en la OCDE, es decir, un 21% menor, según datos de la Encuesta de Población Activa del INE. Basándose en estos datos, España debería tener 90.000 enfermeras para igualar la tasa media de los países desarrollados.

Un nuevo rol enfermero que pueden aprovechar todos los países

Por otra parte, el Boletín de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha analizado 53 investigaciones de 18 países durante los últimos 20 años y ha concluido que aquellos países en los que se ha reforzado la atención con enfermeras tienen resultados clínicos tan buenos e incluso mejores que cuando los llevaron a cabo médicos. “Nuestras conclusiones desmienten el mito de que mayor empleabilidad de trabajadores sanitarios de rango medio podría dar lugar a servicios de calidad inferior”, ha señalado la autora principal de este trabajo, la doctora Zohra S. Lassi, instructora principal de la División de la Mujer y Salud Infantil de la Universidad Aga Khan en Karachi, en Pakistán.

Asimismo, Giorgio Cornetto, asesor del director ejecutivo de la Alianza mundial del persona sanitario, ha añadido  que al conceder un rol más destacado a las enfermeras, “los servicios de atención de salud pueden responder mejor a las necesidades de los ciudadanos. Estos resultados muestran una oportunidad que todos los países, ricos y pobres, pueden aprovechar”.

Para el Sindicato de Enfermería SATSE, “este estudio va en perfecta sintonía con la defensa que se hace desde la organización de que en España resulta muy necesario un cambio en el actual modelo asistencial, apostando por otro centrado en la persona y en el que la enfermería debe tener un mayor protagonismo y relevancia, por su competencia y cualificación profesional”.

“El 40% de las enfermeras podrían dejar de ejercer ya que los salarios son relativamente bajos”

La OMS ha lanzado una advertencia ante la falta de personal sanitario en todo el mundo, con un déficit de 7,2 millones de profesionales, médicos y enfermeras incluidos y que, si no se soluciona, alcanzará los 12,9 millones en 2035. Por este motivo, la Organización de las Naciones Unidas ha solicitado a los gobiernos que se muestren más sensibles ante esta escasez. “En los países desarrollados, el 40% de las enfermeras podría dejar de ejercer en la próxima década ya que los salarios son relativamente bajos, y la realidad es que muchos trabajadores de la salud jóvenes reciben muy pocos incentivos para permanecer en la profesión”, señalan desde la organización

Ante esta situación, la OMS ha declarado que “es importante reconocer la vital importancia del personal sanitario a la hora de transformar la visión de una cobertura sanitaria universal en una asistencia sanitaria optimizada sobre el terreno; y evaluar la brecha entre la necesidad de personal sanitario, sus efectivos reales y la demanda de servicios sanitarios de la población”.

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*