“La enfermera es fundamental en Medicina Nuclear: en administración de radiofármacos, atención al paciente y gestión de residuos radiactivos”

Viernes, 7 de junio de 2024

por Natalia Hernández Manjón


Quizás muchos no sabían que existía esta unidad. Y es que la Medicina Nuclear es bastante desconocida, pero se trata de una especialidad médica que utiliza radiofármacos para obtener imágenes del interior del cuerpo y para tratar diversas enfermedades. Está compuesta por un equipo multidisciplinar, entre ellos los profesionales enfermeros. Hablamos con Natalia Blanco Román, jefa de Enfermería de esta unidad en el Hospital Virgen del Rocío para que nos explique de qué se trata y qué función tienen los enfermeros en ella.

Natalia Blanco es jefa de Enfermería en la Unidad de Medicina Nuclear
Natalia Blanco es jefa de Enfermería en la Unidad de Medicina Nuclear

Pregunta. ¿En qué consiste la Unidad de Medicina Nuclear?

Respuesta. El servicio de Medicina Nuclear es una especialidad médica que realiza estudios diagnósticos, tratamientos terapéuticos y paliativos de múltiples patologías, así como estudios de investigación, siempre mediante la administración al paciente de unos compuestos denominados radiofármacos.

P. ¿Por quién está formado el equipo?

R. Está formado por un equipo multidisciplinar, compuesto por médicos con especialidad en medicina nuclear, un radifarmacéutico, enfermeros con licencia de operador en medicina nuclear, técnicos de imagen para el diagnóstico, personal administrativo y un celador.

unidad de medicina nuclear

P. Eres jefa de Enfermería en dicha unidad, ¿cuáles son las funciones de las enfermeras?

R. El personal de Enfermería desempeña un papel fundamental en la realización de procedimientos en Medicina Nuclear, siendo responsables de la administración de radiofármacos, la atención al paciente y la gestión de los residuos radiactivos. Es el responsable de los cuidados que requiera un paciente en la unidad durante el procedimiento.

P. En esta especialidad se utilizan sustancias radioactivas para el diagnóstico y tratamiento, ¿están los profesionales que trabajan en ellas expuestos? ¿Hay algún protocolo a seguir?

R. La consideración del consejo de seguridad nuclear es de personal profesionalmente expuesto de categoría A, porque manipulamos los fármacos para la administración.

Existe el riesgo de radiación y contaminación, para ello utilizamos las medidas de radioprotección que dicta el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Existen protocolos de trabajo para minimizar la exposición de los profesionales, así como herramientas y protectores que minimizan la exposición del personal.

unidad de medicina nuclear

P. ¿Qué tipo de pruebas se llevan a cabo? ¿Qué enfermedades se diagnostican en esta unidad?

R. Se realizan multitud de estudios de gammagrafía, siendo las más comunes la gammagrafía ósea, cardiaca, pulmonar, renal, endocrina, neurológica… estudios de PET-TAC y densitometría.

Con la variedad de estudios que tenemos se diagnostican todo tipo de patologías, pero sí que una de las más complejas es la oncología. Los pacientes oncológicos dependen en gran medida de nuestras exploraciones tanto para el diagnóstico, seguimiento e incluso el tratamiento de su enfermedad

P. ¿Qué formación necesita una enfermera que quiera trabajar en Medicina Nuclear?

R. Para trabajar en la unidad se nos exige el título de operador en medicina nuclear expedido por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), se obtiene con la realización de un curso y un examen por parte del CSN, posteriormente pasamos un reconocimiento médico y se obtiene la licencia

P. ¿Qué pacientes atendéis? ¿Cómo son derivados a la unidad?

R. Atendemos pacientes de todas las edades y de todas las patologías. Nos llegan derivados de las consultas de especialidades y de otros hospitales como Valme, Osuna, Ecija , Juan Ramón Jiménez e incluso de otras provincias, porque somos hospital de referencia en algunas patologías como el sarcoma, tumores germinales de alto riesgo, trasplante renal infantil, trasplante de progenitores hematopoyéticos alogénico infantil, displasia de cadera en adulto, neuroblastomas, enfermedades neuromusculares raras, etc.

Unidad de Medicina Nuclear

P. El Hospital Virgen del Rocío consiguió hace unos años la reacreditación del PET-TC integrados en la red europea, ¿qué significa esto?

R. Esta certificación incluye al equipo en una red europea de centros acreditados que garantizan su utilización en idénticas condiciones de homologación. Esto abre la puerta a que los grupos de investigación puedan participar en proyectos europeos multicéntricos sin necesidad de realizar pruebas previas.

Facilita también a la unidad el acceso a ensayos clínicos Fases I y II sin necesidad de pruebas de calidad, y constituye una llave importante para participar en las convocatorias de investigación internacionales, especialmente las que exigen la colaboración simultánea de centros de distintos países.

P. Por último, Natalia, ¿cómo ves la evolución de esta unidad en un futuro? ¿Hay algo que deba mejorar?

R. Probablemente el mayor avance en los próximos años será la implementación clínica de diversos radiofármacos para PET/CT, con aplicaciones específicas para diagnosticar y elegir la mejor opción terapéutica para cada paciente, actualmente los más utilizados son la FDG (glucosa), Colina, FDOPA, TAU…

Y en el área terapéutica, actualmente se incorpora un nuevo concepto de Teragnosis (terapia y diagnostico) esto ya se viene haciendo con el tratamiento de varios tipos de cáncer, como el tratamiento del cáncer de tiroides, neuroendocrino, próstata y de mama.

Pues además de estas moléculas ya aprobadas, también se están llevando a cabo diferentes ensayos clínicos para probar la eficacia de nuevas moléculas en el tratamiento de otros tipos de tumores.

Todo es mejorable, pero si queremos investigar necesitamos invertir en equipos y formación de nuevos profesionales.

.

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*