Enfermera y árbitro: «Son dos trabajos donde está presente la toma de decisiones ante posibles niveles altos de estrés, y más en esta última etapa por la que estamos pasando»

Viernes, 16 de octubre de 2020

Entre semana acude al centro de salud donde trabaja como enfermera, y los fines de semana hace la maleta para recorrer diferentes ciudades y seguir trabajando, pero esta vez de algo mucho más diferente: arbitrar partidos de fútbol. Iragartze Fernández es enfermera, pero también linier en Primera Iberdrola y en Tercera División, una afición que tiene desde que era pequeña cuando su padre, jugador de fútbol profesional, le plastificaba tarjetas para que pudiera arbitrar en los recreos. Con la crisis de la COVID-19 no dudó en dar todo lo que podía y aumentar sus horas de trabajo en el centro de salud para ayudar al máximo número de personas posibles.

Igarartze Fernández con el EPI durante el covid-19
Igarartze Fernández con el EPI durante el covid-19

Pregunta. ¿Qué le llevó a querer ser enfermera? ¿Siempre lo tuvo claro?

Respuesta. En mi familia ha habido enfermeros y desde pequeña es algo con lo que he crecido. Siempre me han llamado la atención los temas sanitarios y tuve claro que mi vocación era ser enfermera.

P. Aparte de enfermera también es linier de fútbol. ¿Desde cuándo se dedica a ello? ¿Qué le llevó a iniciarse en el fútbol y en el arbitraje?

R. Mi padre era jugador de fútbol profesional y era él quien me plastificaba las tarjetas para que pudiera ser árbitra en los recreos del colegio mientras mis compañeros jugaban al fútbol. Desde los 5 hasta los 21 años jugué en un equipo en Getxo. Tras una lesión tuve que dejar el fútbol de lado y una compañera y yo decidimos realizar el cursillo para ser árbitras.

Realmente el arbitraje era algo que siempre había estado en mi cabeza. Empezamos a arbitrar ligas escolares y poco a poco fuimos subiendo de categorías. Hace tres años, con la aparición de la Liga Iberdrola, el arbitraje femenino empezó a desarrollarse y esta ya es mi segunda temporada en esta categoría.

P. Es linier en Primera Iberdrola y Tercera División. También ha debutado de forma internacional. ¿Es duro iniciarse en el fútbol profesional?

R. Como todo trabajo, el arbitraje es un bonito camino en el que con esfuerzo y con dedicación se pueden obtener grandes resultados. El día a día y la ilusión son primordiales para aprender y seguir avanzando.

P. ¿Cómo compagina ambas profesiones?

R. Entre semana trabajo en un centro de salud en Bilbao a media jornada y los fines de semana hago la maleta y me voy a arbitrar. Aunque en ocasiones sea caótico, cuando uno quiere siempre encuentra la manera de organizarse.

Igarartze Fernández arbitrando | Instagram @ iragartzefe

P. Estamos viviendo momentos muy difíciles debido al coronavirus donde los profesionales sanitarios son de los más expuestos y están en primera línea. ¿Cómo lo está llevando como enfermera? ¿Qué labores está llevando a cabo?

R. Actualmente el centro de salud de Rekalde es uno de los cuatro referentes de Bilbao en atender pacientes con sintomatología de COVID-19. Llevamos a cabo cribados y realizamos pruebas para determinar si el paciente padece la enfermedad o no. Los demás pacientes “sanos” son trasladados a otros centros donde no hay COVID-19 con el fin de evitar contagios.

Estamos con continuos cambios protocolarios y enfrentándonos a un virus “nuevo”, ello hace que el nivel de estrés sea más elevado. Poco a poco contamos con un mayor conocimiento sobre esta patología y esto hace que las cosas, dentro de lo que cabe, comiencen a normalizarse.

P. No solo es la carga física, también tienen que afrontar una carga psicológica. ¿Cómo lo está llevando al regresar a casa?

R. Tenemos un cansancio psicológico a nuestras espaldas muy importante, la cabeza ante estas situaciones de estrés trabaja el doble, así que cuando llego a mi casa lo único que quiero es desconectar de todo lo que ha sucedido durante el día y descansar. Realizar deporte en casa está siendo mi vía de escape para mantener la mente en otras cosas.

P. ¿En alguno de los partidos en los que ha asistido como árbitro ha tenido que aplicar sus conocimientos de Enfermería?

R. Hace unos años un portero se golpeó con la cabeza en uno de los postes de la portería y se quedó inconsciente, mi instinto me hizo saltar al campo y socorrerlo. Al final la Enfermería es algo que llevo dentro y que siempre me va a salir de forma instintiva para auxiliar y ayudar a quien lo necesite.

P. ¿Tienen alguna relación el fútbol y la Enfermería?

R. La verdad es que ambos son dos trabajos donde está presente la toma de decisiones ante posibles niveles altos de estrés, y más si tenemos en cuenta esta última etapa por la que estamos pasando en España.

Noticias relacionadas

árbitro, COVID-19, deporte, enfermera, entrevista, pandemia

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*