Enfermería 3.0 o cómo visibilizar la labor enfermera

Miércoles, 8 de julio de 2015

La primera cuenta de Twitter que llegó al tuit 1.000 millones necesitó de tres años, dos meses y un día, actualmente se alcanza esta cifra cada semana. El crecimiento de las redes sociales y usuarios de estas está siendo vertiginoso, pero cantidad no es sinónimo de calidad, y en cuestión de salud cantidad no es lo mismo que fiabilidad, credibilidad y confianza.

Dibujo

“Los ciudadanos consumen información de salud a través de la red, vemos que buscan información en el Dr. Google… los profesionales y las organizaciones tenemos que ponernos en marcha ante esa realidad, ante ese problema. Tenemos que ser capaces de aportar a los ciudadanos recursos fiables de salud en la red”, explica Serafín Fernández Salazar (@SerafinCuidando), enfermero de quirófano del Hospital de Alta Resolución Sierra de Segura, de Jaén que, junto con Antonio Jesús Ramos Morcillo, capitanea una de las principales plataformas de información enfermera en la red: La Factoría Cuidando.

En la actualidad, las redes sociales han servido como punto de encuentro para muchos profesionales enfermeros, que se sirven de ellas para poner en común puntos de vista, debatir, informar y, sobre todo, para aportar evidencia científica a una labor hasta ahora poco visible. En definitiva, hacer que la profesión enfermera dé un paso al frente y se haga escuchar.

“Es una época muy especial para la Enfermería —nos explica Rosa Pérez (@mrsrosaperez), de El Blog de Rosa—, siempre estamos hablando de que es necesario crear espacios de encuentro entre la profesión. Las redes sociales nos los ofrecen, muchos enfermeros hemos encontrado en Twitter un espacio donde podemos compartir, donde podemos encontrarnos e incluso iniciar plataformas… Hay movimientos enfermeros que se han iniciado en redes sociales. Es el lugar ideal para trabajar juntos, para establecer objetivos, para encontrarnos como profesión”.

Enfermería a golpe de clic

Como comenta Rosa Pérez son muchos los movimientos e iniciativas enfermeras que se han fraguado en las redes sociales. Lola Montalvo (@Lolamont), autora del blog lolamontalvo.blogspot.com, apunta que “las redes me ha permitido acceder a movimientos como #EnfermeríaVisible y participar de forma activa, así como a otros como #prescripcionEnfermera, #enFFermero, #YoNoPaso, #NoSinEvidencia, #TheCofiaDay, #DonarEnVida y tantos otros movimientos reivindicativos que buscan dar solución a problemas reales del mundo real”.

Su blog es otro ejemplo donde un profesional enfermero decide comunicar y compartir su labor de cuidados. Su marido tiene una enfermedad renal crónica desde hace algo más de once años. Con él aprendió un mundo complejo y duro como es el de los enfermos en diálisis y su vida diaria. “En mi blog decidí compartir lo que iba aprendiendo como cuidadora y como enfermera. Lo que empezó como unos leves esbozos y tanteos, ha terminado conformando una sección importante. El número de consultas que recibo sobre este tema me hace ver lo importante de mi espacio y lo abandonados que están muchos de estos pacientes en algunos lugares, no solo del mundo, si no de nuestro propio país. Asignatura pendiente sobre todo para la Enfermería”.

Pilar López (@pilidorita), enfermera en Atención Primaria de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan y autora del blog La Pildorita 2.0, es otra de las diez enfermeras más influyentes en las redes. Para Pilar, la comunicación en salud es fundamental para la educación sanitaria y para la promoción, prevención y cuidado de la salud de la comunidad. “Desafortunadamente, su presente y futuro está comprometido. La masificación en las consultas y la escasez de personal sanitario hacen que disminuya considerablemente el tiempo deseable de atención al paciente. Con la aparición de blogs, redes sociales y comunidades de pacientes o profesionales, se nos abren nuevos canales de comunicación en salud que pueden ayudarnos en nuestras tareas educativas y de promoción de hábitos saludables”.

Compartir, opinar, informar son algunas de las metas que persiguen estos profesionales enfermeros a través de las redes sociales. Los lenguajes son diferentes, al igual que los públicos: un ejemplo es el lenguaje audiovisual elegido en El blog de Rosa o el público profesional en el que Azucena Santillán (@Ebevidencia) centra sus entradas aportando evidencia científica. “Enfermería Basada en la Evidencia” (www.ebevidencia.com), recopila información sobre prácticas basadas en evidencias e investigación en cuidados. Las redes sociales para Santillán han sido capaces de “producir cambios sociales y políticos… ¿Cómo no van a contribuir al avance y regeneración enfermero? En Internet es fácil encontrar a personas con tus mismos objetivos para unir fuerzas y sacar proyectos adelante. Lo único que necesitamos es perder el miedo a utilizar las tecnologías y para ello es necesario conocerlas y saber sus límites”.

Sin embargo, todas estas metas tienen un denominador común: visibilizar la Enfermería. “24 horas 24 post” dio el pistoletazo de salida. Desde el blog Cuidando, Serafín Fernández comenzó a invitar a profesionales para que cada día publicaran una entrada hablando de la visibilidad de la profesión. Esta iniciativa estuvo vigente durante tres años, contando con un importante respaldo, “incluso con profesionales como David C Benton, director general del Consejo Internacional de Enfermeras”.

Los retos: materialización, cohesión institucional y liderazgo

“El reto fundamental —para Lola Montalvo— es que todo esto no quede en papel mojado, que se vean materializados los movimientos enfermeros de las redes en realidades tangibles que reviertan en beneficios, no solo para los enfermos y usuarios que atendemos a diario, sino a los propios profesionales, como los enfermeros que vivimos a la sombra de otros que controlan nuestro futuro y nuestra capacidad de obrar”.

“Los colegios profesionales serían el vehículo adecuado para visibilizar estas iniciativas —explica Rosa Pérez—, sin embargo, veo que están muy localizados, he intentado hacer cosas con ellos, pero no todos ponen las mismas facilidades. No sé si la figura del Consejo General podría aportar algo en todo esto, a mí se me escapa. Nosotros lo que hacemos es intentar traspasar el ámbito institucional cuando vemos que es una barrera, lo hacemos nosotros mediante virales, vídeos, aportando evidencia científica, intentamos publicar documentos. Es una pena que lo hagamos fuera de las instituciones, ojalá podamos cohesionarlo y hacerlo todos juntos”.

La falta de investigación respecto al impacto de las redes sociales en el beneficio final del ciudadano es algo, para Serafín Fernández, clave para conseguir la implicación institucional: “¿Cómo le explicas tú al gerente de un hospital o de una empresa cuál es el impacto de tener una cuenta de Twitter o de Facebook? Todavía nos falta mucha investigación para poder responderlo. Tenemos que ser capaces de medir, de aportar resultados… estamos aún en pañales”.

Para Pilar López la presencia de las instituciones en las redes sociales “es importante, ya que el paciente se encuentra en ellas desde hace tiempo”. En este mismo sentido, afirma Azucena Santillán, que el colectivo de los pacientes lleva la delantera a los profesionales, con sus comunidades virtuales y su rol de ePaciente. “Las instituciones son lentísimas y muchas veces en lugar de favorecer la innovación, lo dificultan. En mi opinión, aunque muchas instituciones se están esforzando por mejorar su presencia digital, todavía tienen avanzar bastante para poder dialogar en los mismos términos con profesionales y pacientes”.

Por su parte, Fernández apunta, además, hacia la escasa presencia en las redes sociales de “aquellos profesionales que llevan años liderando investigaciones, que tienen interesantes aportaciones para nuestra profesión. Es un reto para nosotros que podamos conseguir que se acerquen. Hoy en día en un mundo “dominado” por las nuevas tecnologías se les echa de menos, pero sí es verdad que en nuestro caso intentamos que aunque no estén presentes, sí visibilizamos su labor”.

Podemos decir, por tanto, que el futuro de la comunicación en salud y, concretamente, de la comunicación en Enfermería, pasa por la cohesión profesional e institucional, así como por la apuesta por una “salud conectada” y la presencia de líderes en las redes que impulsen y den visibilidad a una profesión cuyo origen, los cuidados, tiene tantos años como la humanidad.

Un trabajo conjunto, en el que también aparecen medios de comunicación cada vez más especializados en difundir y transmitir los avances de la Enfermería y las noticias relacionadas con la profesión, objetivo al que, desde Comunidad Metas (@ComunidadMetas), nos sumamos, para dar a visibilidad a personas que trabajan para el bienestar de la sociedad.

enfermeras, enfermería, Enfermería 3.0, redes sociales, RRSS, Visibilidad Enfemería

Una respuesta a “Enfermería 3.0 o cómo visibilizar la labor enfermera”

  1. Muchas gracias por la oportunidad de compartir nuestra experiencia y trabajo en Red en este espacio… Un abrazo, y sigamos trabajando para poner en valor el trabajo que hacemos las enfermeras día a día #AlTurrón

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*