Enfermeros por el mundo: trabajar en Zottegem

Lunes, 28 de octubre de 2019

“La enfermería española está muy bien valorada, aquí te van a recibir con los brazos abiertos”

Pablo Iglesias decidió dejar su Algeciras natal para acabar recalando en la ciudad belga de Zottegem, una pequeña localidad cercana a Gante. Tras acabar sus estudios de Enfermería en Cádiz, y no conseguir empleo en España, Pablo lleva en la actualidad dos años trabajando en Bélgica, en el WZC De Vlamme, un centro de geriatría. A pesar de que trabajar en el extranjero nunca había entrado en sus planes, y de las diferencias en la práctica profesional que ha podido observar durante su experiencia en el país, este enfermero nos atiende para comentar lo integrado que se encuentra en Zottegem (aunque admite que volverá a su tierra en un futuro), cómo es la vida en Bélgica y la buena consideración que se tiene de los profesionales españoles en el extranjero.

Pregunta. ¿Por qué tomó la decisión de emigrar?

Respuesta. Una vez finalizados mis estudios de Enfermería en la Universidad de Cádiz, me dispuse a empezar una búsqueda de empleo; sin embargo, esta no dio muchos frutos. He de decir que la idea de irme al extranjero no había estado siempre en mi cabeza, pero fue ver la oferta de trabajo en un portal de internet y pensar: “Oye, puede ser una buena oportunidad para crecer tanto profesional como personalmente”. Y dos años después de ese momento aquí me encuentro, en Zottegem, una ciudad pequeña pero muy agradable.

P. ¿Por qué eligió Bélgica como destino, y, en concreto, la ciudad de Zottegem?

R. La elección no fue tal, propiamente dicho, ya que llegué a la oferta de empleo de casualidad y esta era con el objetivo de trabajar en una empresa que tiene diversos centros a lo largo de todo el país.

En cuanto a la elección de la ciudad, esta corrió a cargo de Armonea, la empresa para la que trabajo, según el perfil del candidato y la necesidad de ellos en cada momento.

P. ¿Cómo fue la adaptación a la ciudad durante los primeros meses viviendo allí?

R. Emigrar nunca es fácil. Dejar atrás a familia, amigos, costumbres y aprender un idioma algo especial, el neerlandés, o también conocido como flamenco, se hace algo cuesta arriba, sobre todo los primeros meses. Debo decir, según mi experiencia, que tuve una acogida espectacular por parte de los que pasarían a formar parte de mis compañeros de trabajo y residentes en el centro.

A pesar de que Bélgica está relativamente cerca de España, tienen unas costumbres y estilos de vida bastante diferentes a los nuestros, pero a todo es posible acostumbrarse, y pasados los primeros momentos, las cosas empiezan a fluir y encuentras tu sitio dentro de este nuevo país.

P. Una vez superada la fase inicial de su estancia, ¿cómo es, en general, la vida en Zottegem?

R. Zottegem es una ciudad de unos 26.000 habitantes, localizada en la provincia de Flandes oriental. Es una población tranquila, sus gentes son amables, en contra de la idea que se tiene de los belgas como personas bastante cerradas.

Uno de sus puntos fuertes es la diversidad de zonas verdes y espacios para disfrutar de un paseo o ruta a través de la naturaleza. Además, es bastante fácil acceder en tren a ciudades como Gante o Bruselas.

P. ¿Cómo fue el proceso de aprendizaje del nuevo idioma?

R. Fue duro, ya que te mudas a un entorno totalmente desconocido para ti y con personas que a partir de ese día van a ser compañeros de esta aventura. Pero a la vez puedo decir que esas diez semanas de aprendizaje intensivo han sido una de las experiencias más bonitas de mi vida.

P. ¿Cuáles son los términos técnicos más difíciles de aprender?

R. Por extraño que pueda parecer, los términos médicos no me resultaron complicados, ya que muchos tienen similitud a los empleados en español o inglés, por lo que puedes hacerte una idea de lo que se trata. Por el contrario, sí me supuso una dificultad más grande aprender de nuevo todos los nombres de los medicamentos que aquí usan y equipararlos a los de España, pero en el momento que empiezas con el uso diario los asimilas rápido.

P. ¿Recomendaría la ciudad para ejercer la profesión enfermera?

R. Después de este tiempo, y con la experiencia que llevo vivida, recomiendo en general el país como un buen lugar para ejercer la enfermería. Además, a esto se le suma que los enfermeros españoles están bien reconocidos en Bélgica.

P. ¿Qué echa de menos de su vida en España?

R. La familia y los amigos es lo que más echo de menos a diario. A esto le podemos sumar aspectos como los horarios que vas a encontrar (empiezan a trabajar temprano y se van a la cama bastante pronto).

Y lo último, y no menos importante, mi querido sol; es uno de los aspectos que incluso a día de hoy me cuesta: no poder ver el sol a diario como en mi Algeciras natal.

P. ¿Se ha planteado volver?

R. Volver está dentro de mis planes de futuro, aún sin fecha de regreso, eso sí, aunque debo decir que aquí me siento muy bien acogido y superfeliz. Pero como se suele decir: la tierra tira, y mucho.

P. Según su experiencia, ¿cuáles son los aspectos positivos de ejercer la enfermería en el extranjero? ¿Y los negativos?

R. Los aspectos positivos que podemos destacar son ampliar conocimientos, ya que se trata de otro sistema de salud, algo diferente a lo que en España conocemos, y el enriquecimiento cultural que brinda ejercer la enfermería en otro país, puesto que es una manera de conocer a la población demandante de servicios de salud.

En cuanto a los negativos, básicamente radican en puros aspectos organizativos. Es cierto que aquí es todavía muy habitual que los médicos asuman un número de técnicas que en España son totalmente competencia de los profesionales enfermeros.

P. ¿Qué diferencias ha podido observar en el trabajo diario de un enfermero en Zottegem y en España?

R. Como he comentado anteriormente, la diferencia que más se aprecia, hablando siempre dentro de un centro geriátrico, ya que es el lugar donde trabajo y lo que mejor conozco, es que aquí se tiene muy presente la actuación o decisión del médico para determinadas tareas para las que los enfermeros españoles hemos sido formados y contamos con capacidad de actuación autónoma.

P. ¿Qué pasos hay que dar para conseguir ejercer la profesión en Bélgica? ¿Qué requisitos se piden, en cuanto al nivel de idioma, la documentación, la solicitud de empleo y la homologación del título?

R. Todo este proceso, que es algo tedioso en cuanto a burocracia, que en Bélgica son bastante estrictos con este tema, en mi caso se hizo muy simple porque se encargaron en la empresa Empleo Traslado, una compañía reclutadora que ofrece el curso intensivo de neerlandés durante 10 semanas con una profesora nativa.

Mientras tú estás realizando el curso ellos se van a encargar de tramitar toda la documentación en el país hasta que obtengas el permiso de trabajo.

Desde estas líneas quiero agradecer la ayuda de Julia, Tony y Catharina, los componentes de Empleo Traslado que te hacen la preparación y la llegada al nuevo lugar muchísimo más sencillas.

P. Desde su punto de vista, ¿qué visión se tiene de la enfermería española de Zottegem?

R. La enfermería española está muy bien valorada, y en Bélgica no es menos. Aquí te van a recibir con los brazos abiertos.

P. ¿Qué consejos daría a los profesionales que se estén planteando emigrar?

R. Después de estos dos años desde que comenzó mi andadura, solo puedo animar a todo aquel que esté pensando en emigrar. Va a ser una de las experiencias más enriquecedoras, tanto personal como profesional. Nadie dice que sea fácil, pero según mi experiencia, merece la pena, y mucho. ¡Si te lo estás planteando no lo dudes! Y, ¿quién sabe si podremos ser compañeros en unos meses?

REQUISITOS PARA TRABAJAR DE ENFERMERO EN ZOTTEGEM

Documentación: DNI.

Nivel de idioma: Nivel básico de neerlandés.

Título: Homologación en el Ministerio de Educación de España.

Solicitud de empleo: Para obtener el permiso de trabajo, o visum, hay que presentar el DNI, la homologación del título, certificado de delitos penales. Todo compulsado y traducido al neerlandés por un traductor jurado.

Noticias relacionadas

Bélgica, enfermería, Enfermero, Zottegem

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*