Entra en vigor la directiva para delimitar el turimo sanitario

Lunes, 4 de noviembre de 2013

por diariodicen.es

La nueva normativa para delimitar el conocido como ‘turismo sanitario’, como es el caso de los pacientes que viajan a otro Estado miembro para saltarse una lista de espera, ha entrado en vigor. No obstante, la mayoría de Estados miembros aún no la ha incorporado a sus respectivas legislaciones nacionales, según ha señalado la Comisión Europea, que se dispone a actuar contra aquellos que incumplan esta directiva.

Bruselas considera que esta nueva norma no tendrá un coste importante para España, a pesar de la preocupación del Ministerio de Sanidad, porque permite a los hospitales cobrar por adelantado el tratamiento a los pacientes, que serán quienes tengan que pedir el reembolso a su país de residencia.

“Hoy es un día importante para los pacientes en toda la UE”, ha declarado el comisario de Sanidad, Tonio Borg. “La norma de la UE en vigor garantiza el derecho de los ciudadanos a ir a otro país de la UE para tratarse y que se le devuelva el dinero por ello. Para los pacientes, esta norma significa autonomía: más opciones de sanidad, más información y reconocimiento más fácil de las recetas”.

Bruselas calcula que la demanda transfronteriza de tratamientos representa únicamente el 1% del gasto público en sanidad, es decir, alrededor de 10.000 millones de euros.

Según ha admitido el Ejecutivo comunitario, España ha mostrado en el pasado su “preocupación” por el movimiento de pacientes con la tarjeta sanitaria ya que “los hospitales se quejaban de no recibir el dinero de los pacientes extranjeros tratados”. Fuentes comunitarias han declarado que la nueva directiva “no debería crear este tipo de problemas en España porque dice claramente que los Estados miembros, los hospitales y los profesionales sanitarios tienen derecho a pedir a los pacientes que paguen por adelantado. Con este sistema no hay motivos para que España pierda dinero por tratar a pacientes extranjeros”.

La directiva recoge que los europeos “no necesitan autorización previa de su país de origen para recibir tratamiento en otro Estado miembro, por ejemplo para saltarse una lista de espera, y tienen derecho a que se les reembolse el coste a la vuelta”.

En cuanto a los tratamientos hospitalarios y altamente especializados, sí que se permitirá a los Estados miembros introducir un sistema de autorización previa para sus pacientes nacionales que quieran ir a otro país de la Unión Europea. No obstante, deberán justificar que, sin esta restricción, podría haber riesgos para el funcionamiento de su sistema sanitario.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*