Herramienta enfermera para valorar el grado de autonomía de las personas

Lunes, 13 de mayo de 2013

El profesor de enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera y presidente del Colegio de Enfermería de Valencia, Juan José Tirado, ha diseñado una herramienta informática para valorar la discapacidad, el grado de autonomía y la capacidad para realizar tareas básicas de las personas, además de la necesidad de apoyo y supervisión que necesita cada paciente por parte de enfermeros y cuidadores.

Denominada “Modelo de planes de cuidados en Atención Domiciliaria Holística (MPCADH)”, esta herramienta agiliza el proceso de valoración del grado de dependencia, generando de forma automática un Plan de atención individualizada, para mantener el mayor nivel de autogestión posible en las personas dependientes y favorecer su recuperación.

Este modelo informatizado es resultado de la investigación desarrollada por el profesor para la defensa de su tesis doctoral en la CEU-UCH y en el ofrece ventajas tanto en la valoración, como en la atención al paciente dependiente. Con un diseño sencillo, la aplicación facilita a los enfermeros una valoración automática del nivel de dependencia y un programa de cuidados personalizado, validado en el estudio piloto llevado a cabo en la investigación del profesor Tirado. Tal y como se ha probado, la aplicación reduce de forma importante el tiempo empleado por el profesional para realizar ambas actividades.

Por otra parte, esta herramienta incluye también una serie de mapas mentales en calidad de guía de actuación, lo que garantiza seguridad en la valoración del grado de dependencia. Este modelo puede ser utilizado de forma conjunta con otras herramientas del ámbito enfermero, como los diagnósticos de enfermería (NANDA) o las intervenciones enfermeras (NIC y NOC).

Recomendaciones enfermeras para pacientes y cuidadores
Según señala Juan José Tirado, “este programa informático y las instrucciones que genera favorecen la autonomía del usuario, ayudando también al cuidador informal, o al familiar, en la interpretación de los mecanismos de cuidados y las recomendaciones enfermeras”. De este modo, añade, “puede contribuir a favorecer uno de los principales objetivos de la Ley de Dependencia: favorecer el mayor nivel de autogestión posible de la persona dependiente, a la vez que se facilita su cuidado y recuperación”.

Asimismo, el profesor añade que “la aplicación da también respuesta a los problemas relacionados con el costo, coordinación y seguimiento en los cuidados de las personas con discapacidad, para garantizar el mantenimiento del estado del bienestar de estas personas en contextos de crisis económica  como el actual”.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*