“La enfermería como ciencia tiene camino recorrido ya, no así la osteopatía”

Viernes, 23 de octubre de 2020

Sergio González es enfermero y osteópata en Terrassa, Barcelona. Desde la perspectiva que aportan estas dos disciplinas, nos atiende para hablar de las labores de un profesional de la enfermería que se dedica a este campo, de cuáles son las consultas que más a menudo requieren los pacientes, las mejores medidas de prevención y de educación para la salud, así como de higiene postural, y, además, de la forma en la que sus dos dedicaciones, la enfermería, como ciencia, y la osteopatía, como terapia complementaria, se relacionan para brindar asistencia a las personas desde el punto de vista biopsicosocial.

Pregunta. De forma general, ¿cuáles son las principales labores de las enfermeras en el ámbito de la osteopatía?

Respuesta. Debemos tener presente que la osteopatía en España no está regulada de forma oficial; sin embargo, profesionales diplomados o graduados en Enfermería podemos realizar formación en osteopatía muy completa en diferentes universidades del país. Si se cuenta con el grado de Enfermería, indudablemente se tiene una buena base para iniciar los estudios de osteopatía; una función muy importante es la de ver la salud del paciente de forma global, y esa perspectiva los enfermeros la tenemos muy bien asimilada.

P. ¿Cómo es el día a día en una consulta de osteopatía?

R. La consulta del osteópata normalmente suele ser de carácter privado, visitamos a los pacientes con una visión muy holística de sus problemas. En la primera visita se suele realizar una anamnesis muy completa, siempre damos mucha importancia a esta parte. Posteriormente se efectúa una exploración y las pruebas o test manuales que se necesiten; el objetivo es lograr un diagnóstico diferencial que nos permita iniciar el tratamiento de forma segura, este siempre de manera manual.

P. ¿Cuáles son las necesidades que más habitualmente presentan los pacientes que acuden a estos servicios?

R. Los motivos de consulta que más habitualmente nos encontramos tienen que ver con el sistema músculo-esquelético, aunque las indicaciones de la osteopatía engloban muchos otros problemas desde los trastornos digestivos, como dispepsia funcional, estreñimiento, hernia de hiato, reflujo gastroesofágico (RGE); respiratorios, como asma, bronquitis, EPOC; afectaciones neurológicas, vértigo, cefalea, migrañas, etc.; disfunciones uroginecológicas; problemáticas funcionales de la infancia; hasta problemas de estrés o ansiedad.

P. En este sentido, ¿cómo se abordan el estrés y la ansiedad desde la perspectiva de la osteopatía?

R. La vertiente psicoemocional ocupa un rol importante en la atención de los pacientes, en el ámbito osteopático nos intentamos focalizar en realizar una anamnesis global y valoramos cada caso de forma individualizada, con el fin de encontrar los aspectos condicionantes de los síntomas que presenta el paciente. Estrés y ansiedad podrían situarse en la punta del iceberg, debemos estudiar el porqué de esos síntomas. El abordaje y tratamiento pueden ir desde el trabajo con estructuras que anatómicamente se relacionan con ejes neuroendocrinos, del sistema nervioso autónomo, trabajo craneosacral, aspectos nutricionales, hábitos saludables y psicológicos. En la mayoría de ocasiones es cierto que necesitamos abordar este tipo de pacientes de manera multidisciplinar.

P. ¿Cómo dan respuesta las enfermeras a dichas necesidades?

R. Es importante tener presente que la osteopatía no es una especialidad de la enfermería, sino una profesión independiente y de primera intención, según la norma europea UNE-EN 16686:2015. Los enfermeros que nos formamos como osteópatas estamos ante una labor con la que damos respuestas con las herramientas que tenemos después de haber cursado el grado y la formación de osteopatía con una visión muy amplia de la salud y de las necesidades que requiere el paciente.

P. ¿Qué patologías afectan a la población con mayor prevalencia?

R. Sin lugar a dudas las patologías relacionadas con el dolor lumbar y cervical, seguido de las patologías de articulaciones periféricas. Estas son las que mayormente vemos en consulta.

P. ¿Qué técnicas o procedimientos de enfermería se aplican con mayor asiduidad en esta especialidad?

R. Las técnicas en osteopatía no son lo más importante. Interpretamos la osteopatía como un modo de ver la salud diferente, de forma global y teniendo presente la interrelación de todos los sistemas del organismo. Al saber esto, entendemos que el objetivo siempre es intentar encontrar la salud en la persona, entender qué le puede estar ocurriendo; y cuando sabes eso, intentar trabajar para ayudarla de la mejor manera posible con distintas técnicas, no importan cuáles sean.

P. ¿Qué importancia tienen la educación para la salud y el autocuidado en este campo?

R. Yo diría que es clave, los enfermeros tenemos muy integrados la educación para la salud y el autocuidado. En osteopatía es muy importante hacer al paciente parte del tratamiento, responsable de su salud y que tome una actitud proactiva para a mejorar los problemas que presenta. Ambos son totalmente imprescindibles.

P. ¿Cuál es la mejor forma de mantener una higiene postural adecuada? ¿Qué pautas son las más efectivas para ello?

R. Realmente debemos empezar por tomar conciencia integral de nuestra postura, dar importancia a cómo nos movemos y relacionamos con el medio externo. Si se empieza a trabajar desde la base, los objetivos y el camino que se ha de seguir serán más fáciles. Las pautas iniciales son muy sencillas de seguir y en ocasiones el problema es que no nos damos cuenta de las posturas que mantenemos cuando estamos sentados, caminamos o hacemos deporte.

P. ¿Qué problemas pueden derivar de una incorrecta higiene postural?

R. Los problemas pueden ser muy distintos, dependiendo de qué estructuras estés poniendo en compromiso y el tiempo que lleven instauradas. Desde la salud a la patología es indudable que pasamos por otras muchas fases donde la disfunción cobra protagonismo, realizando adaptaciones posturales en nuestro organismo; es en este punto de la disfunción donde, en muchas ocasiones, los osteópatas nos focalizamos.

P. ¿Y qué importancia tiene la prevención en este campo para evitar complicaciones osteomusculares?

R. La prevención es el contexto donde todo profesional de la salud debería hacer más énfasis en el abordaje de las personas. Pienso que, en ocasiones, el campo de la prevención no se tiene demasiado en cuenta, para mí es clave y en esto los enfermeros tenemos un mar enorme para actuar. Los osteópatas también.

La enfermería es de las profesiones que más trabaja en este campo, sin duda una de las conclusiones que saco después de realizar ambos estudios es que las dos profesiones se centran mucho en la prevención de los problemas que pueden tener las personas.

P. Desde su punto de vista, ¿cómo encajan la osteopatía, como terapia complementaria, y la Enfermería como ciencia?

R. Sin lugar a dudas, ambas profesiones hacen una simbiosis extraordinaria. Lo que más destacaría es la perspectiva global de las dos disciplinas, que ven a la persona como un ser biopsicosocial, eso es muy importante. La enfermería como ciencia tiene camino recorrido ya, no así la osteopatía; en estos tiempos estamos trabajando para el reconocimiento de la profesión en España, trabajando desde el punto de vista de la medicina basada en la evidencia. Podríamos concluir diciendo que la profesión de enfermería es muy buena opción para trabajar de forma conjunta con la osteopatía.

Noticias relacionadas

Ciencia, enfermería, Osteopatía

2 Respuestas a ““La enfermería como ciencia tiene camino recorrido ya, no así la osteopatía””

  1. Hola Sergio González. Quería saber si tienes experiencia en tratar con osteopatía las cicatrices de heridas quirurgicas por ejemplo abdominales. Soy Olalla Trigás, Fundadora de oCurae Cuidando el Bienestar de la Persona Ostomizada. gracias

  2. Buenos dias Olalla

    La Osteopatía tiene muy presente los aspectos relacionados con cicatrices post-quirúrgicas y las retracciones que se derivan de ellas, en relación a cirugia abdominal estaría muy recomendado realizar un abordaje de las cicatrices derivadas de laparotomías, además de su abordaje visceral, siempre teniendo presente otros aspectos del paciente.

    Espero haberte ayudado

    Gracias

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*