La OMS plantea reforzar el papel del enfermero en los sistemas sanitarios

Miércoles, 6 de noviembre de 2013

por diariodicen.es

Según un estudio publicado en el Boletín de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países que tienen una gran escasez y mala distribución de los profesionales de la salud podrían beneficiarse de la formación y el despliegue de sanitarios de rango medio, como comadrones, enfermeros, asistentes médicos y clínicos quirúrgicos.

El contenido de este estudio desvela que en los países donde se ha reforzado la atención con estos trabajadores sanitarios, los resultados de ciertos servicios han sido tan buenos o incluso mejores que cuando los prestaban médicos.

“Nuestras conclusiones desmienten el mito de que mayor empleabilidad de trabajadores sanitarios de rango medio podría dar lugar a servicios de calidad inferior”, ha señalado la autora principal del análisis, la doctora Zohra S. Lassi, instructora principal de la División de la Mujer y Salud Infantil de la Universidad Aga Khan en Karachi, Pakistán.

En este aspecto, Zohra S. Lassi señaló que, pese a las limitaciones de las pruebas, en algunas áreas e incluso en los servicios con estos profesionales, se supera a los que son atentidos exclusivamente por médicos. “La mayoría de nuestros resultados muestra una oportunidad que todos los países, ricos y pobres, pueden aprovechar”.

Los datos de este estudio demuestran que cuando son los comadrones quienes atienden a las madres y a los recién nacidos, en lugar de médicos ayudados por comadrones, las cifras de episiotomía, así como el uso de analgésicos son menores, además de que el paciente suele estar más satisfecho.

La OMS alienta a todos los países a adoptar combinaciones más eficaces de las competencias en materia de atención sanitaria

Dicho estudio analizó 53 investigaciones de 18 países durante los últimos 20 años y comparó los resultados de la atención prestada por los sanitarios de rango medio y los médicos.  Más de la mitad de los estudios revisados se realizaron en centros de Atención Terciaria de países de ingresos altos (Australia, Canadá, Italia, Países Bajos, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos), mientras que el resto fueron países de renta media (Camerún, China, Filipinas, Sudáfrica, Tailandia, Turquía y Vietnam) y de ingresos bajos (Malawi, Mozambique, Nepal y la República Unida de Tanzania), según las clasificaciones del Banco Mundial en cuanto a nivel de renta.

“Avanzar o mantener la cobertura universal de salud es un reto para todos los países: los modelos tradicionales de atención, dominados por médicos que proporcionan servicios curativos costosos en los centros de atención terciaria, tienen sus limitaciones”, declaró el doctor Giorgio Cometto, asesor del director ejecutivo de la Alianza mundial en pro del personal sanitario, en colaboración con la OMS.

En este sentido, el experto añade que al otorgar un papel más relevante a los trabajadores de salud de rango medio, los servicios de atención sanitaria “pueden responder mejor a las necesidades de los ciudadanos, además de ahorrar dinero a largo plazo”. Por ello, la OMS alienta a todos los países a adoptar combinaciones más eficaces de las competencias en materia de atención sanitaria para atender las necesidades de salud de sus poblaciones.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*