La Unidad de Atención Geriátrica Domiciliaria del Insular de Lanzarote fortalece su labor en pandemia, con participación enfermera

Viernes, 23 de julio de 2021

La Unidad de Atención Geriátrica Domiciliaria del Hospital Insular de Lanzarote, integrada por una enfermera de geriatría y tres geriatras, ha fortalecido su labor durante la pandemia, llevado a cabo, en la primera mitad de año, hasta 474 consultas en los domicilios, en comparación con las 416 efectuadas a lo largo de 2020, cuando se vivió el confinamiento.

De acuerdo con lo expuesto por el Gobierno de las Islas Canarias en un comunicado, el personal de esta unidad de atención geriátrica domiciliaria asiste a pacientes crónicos de Lanzarote y La Graciosa que, a raíz de su inmovilidad por aislamiento, alteraciones cognitivas, conductuales u otros motivos presentan dificultades de acceso a las consultas externas de geriatría del Insular. Este programa se orienta a brindar atención continuada a este colectivo de pacientes complejos y como apoyo a la Atención Primaria, para ayudar a las enfermeras de atención familiar y de enlace y a los médicos de familia.

En este sentido, en estos tiempos en los que el colectivo de ancianos ha sido uno de los más vulnerables, destacan, el equipo de atención geriátrica domiciliaria ha desempeñado trabajos de apoyo en todas las residencias de mayores de la isla, reuniéndose, de forma periódica, con profesionales para evaluar a los pacientes de mayor complejidad y ofreciendo, a todos estos centros, la figura del geriatra de enlace.

La unidad se implantó en 2018 para abordar a afectados complejos geriátricos con dificultades para trasladarse a las consultas, cuya mejor opción es la atención domiciliaria. De esta forma, con el apoyo de la Gerencia de Servicios Sanitarios de Lanzarote y en colaboración con la Atención Primaria y las enfermeras de enlace, se ha reforzado su actividad en pandemia y se ha incorporado a una enfermera de esta especialidad.

Según los datos ofrecidos en la citada nota informativa, la media de edad de las personas que se acogen a este servicio es mayor de 80 años, principalmente con deterioro cognitivo severo, fragilidad y dependencia avanzada, además de dolencias múltiples. Las intervenciones de los profesionales se inclinan a la coordinación sociosanitaria, mediante encuentros mensuales con trabajadores sociales, a la orientación familiar, el desarrollo de planes de cuidados individualizados y el control de la polifarmacia. Asimismo, el personal de la unidad es el responsable de establecer la rehabilitación, el tratamiento y la prevención de síndromes geriátricos.

Domingo de Guzmán, director médico del Hospital Insular de Lanzarote, ha querido poner de manifiesto, apuntan desde el Ejecutivo autonómico canario, que el propósito del programa pasa por “evitar los desplazamientos innecesarios a urgencias, reducir los ingresos evitables y contribuir a la atención de estas personas en el entorno familiar más próximo”.

Noticias relacionadas

Enfermera de geriatría, Geriatría, Hospital Insular de Lanzarote, Unidad de Atención Geriátrica Domiciliaria

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*