Los enfermeros penitenciarios envían una carta al ministro del Interior para que aborde los graves problemas que atraviesan

Jueves, 11 de abril de 2019

A través de una carta los enfermeros de prisiones han querido comunicarse con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y con el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz González, para hacerle saber la complicada situación que están pasando y que puedan dar solución a los graves problemas que atraviesan en relación con la ausencia de carrera profesional, escasez de formación, discriminación en los concursos de traslados o sustitución de otros profesionales sanitarios.

No es la primera vez que critican la situación por la que están pasando. En el pasado mes de febrero, los enfermeros penitenciarios denunciaron, desde el Consejo General de Enfermería, el abandono que sufrían viéndose obligados a lidiar con sobrecarga de trabajo y condiciones laborales precarias. En esta ocasión, tal y como ha podido saber el digital Diario Enfermero, los profesionales enfermeros relataron en la carta las múltiples carencias que tienen y el sentimiento de abandono que sienten al ver que sus reivindicaciones son ignoradas.

“Una gran parte de su jornada con los internos, en contacto continuo y directo”, desarrollando sus actividades, que van desde curas, inyectables, manipulación de muestras biológicas, a la administración de metadona o la asistencia de urgencias por peleas, autolesiones, agresiones, etc. “Por esa razón nuestras dependencias sanitarias se encuentran ubicadas en el interior de las prisiones, llegando a tener que prestar asistencia de urgencia en las celdas”, señalan. Para estos enfermeros “es evidente que prestamos nuestro servicio en interior, así que no entendemos que se nos pague un complemento específico que no es acorde con nuestra titulación, responsabilidad y riesgo”, explicaron a este diario.

Además, otro de los graves problemas que quisieron hacerle llegar a Marlaska fue la utilización de los enfermeros para la sustitución de otro tipo de profesionales como farmacéuticos, auxiliares o incluso médicos, teniendo que asumir una gran cantidad de funciones que no son propias de su profesión.

Noticias relacionadas

Consejo General de Enfermería (CGE), enfermeros penitenciarios, Fernando Grande-Marlaska, Ministerio del Interior

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*