Enfermeros premiados por la Fundación Biomédica de Vigo

Jueves, 19 de diciembre de 2013

Con el objetivo de fomentar la investigación de calidad entre los enfermeros, desde hace nueve años, la Fundación Biomédica de Vigo celebra unas jornadas dedicadas a difundir los estudios realizados por este colectivo y a premiar a los mejores. Durante el citado evento, se otorgaron dos becas de hasta 3.000 euros cada una para apoyar dos nuevas líneas de investigación y se premió a otros seis investigadores con un total de 3.000 euros por trabajos ya comunicados o publicados.

En los próximos dos años, dos equipos de investigadores podrán desarrollar sus estudios gracias a las becas recibidas ayer. El proyecto que indaga en la relación entre el cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), así como en el infradiagnóstico de este última, recibió la ayuda «Berta Acevedo». Esmeralda García explicó que trabajan con 288 pacientes del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo y del Complejo Hospitalario Universitario de Orense, y que su estudio también podría contribuir al diagnóstico precoz del cáncer de pulmón.

Otro de los proyectos subvencionado con hasta 3.000 euros es el presentado por Manuel Barbosa, quien investiga el impacto de la dependencia en la salud delos cuidadores. El estudio tiene ya un impacto práctico en las escuelas taller de la Xunta donde se forma a estos asistentes. También indaga en las consecuencias económicas del hecho de que «las personas que cuidan tienen más posibilidades de convertirse en alguien que también tendrá que ser cuidado». Tras dos años dedicado al proyecto, Barbosa cree que sin la ayuda «Universidad de Vigo», habría quedado «inacabado».

El trabajo publicado en una revista científica sobre los dolores de espalda en escolares por el peso de sus mochilas, su autora Paloma Rodríguez recibió uno de los premios más cuantiosos (800 euros). Tras pesar y medir a 1.700 niños de entre 12 y 17 años de A Mariña lucense, constataron que el 61% llevaban más peso que el máximo recomendado (una décima parte de su peso) y que el 18% lo superaba con creces (más del 15% de su peso). El trabajo de estas enfermeras de Burela se paralizó cuando terminó su subvención autonómica, en 2011. El premio les servirá para difundir sus resultados en congresos, donde las inscripciones pueden llegar a los 500 euros.

El trabajo emprendido en el Centro de Orientación Familiar (COF) de Vigo, impulsado por la enfermera Joaquina Durán,  sobre los métodos anticonceptivos solicitados por inmigrantes, fue otro de los galardonados. Descubrieron que la mayoría tomaba la píldora y se pasaban al DIU por motivos económicos, señala Beatriz Valenzuela. Con estos datos han mejorado la atención a este colectivo.

También fue reconocido el proyecto de final de carrera de dos recién graduadas. Rocío Fontán comprobó que alrededor del 25% de las pacientes con cáncer de mama sufren ansiedad o depresión y que estas no desaparecen con información sobre el tratamiento. Ana Montes constató cierta «pasividad» en la formación de los enfermeros en la monitorización electrocardiográfica.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*