Los implantes cerebrales podrían devolver la movilidad a las personas con parálisis

Viernes, 26 de agosto de 2016

18163Muchos de los músculos afectados por la parálisis pueden funcionar, el problema radica en que su comunicación con el cerebro se ha perdido y por lo tanto no reciben las instrucciones necesarias para activarse de nuevo.

Como no podemos reparar el daño de la médula espinal, una solución es dar un rodeo y enviar instrucciones a los músculos artificialmente. Gracias a los avances de la tecnología de lectura e interpretación de la actividad cerebral, algún día estas instrucciones podrían llegar directamente de la mente del paciente.

Podemos lograr que los músculos paralizados se activen estimulándolos con electrodos implantados en su interior o alrededor de los nervios que los abastecen. Esta técnica se conoce como estimulación eléctrica funcional (EEF).

Para lograr precisión en los músculos que necesitan activación se utilizan modelos informáticos del sistema muscoesquelético. Estos modelos son muy útiles, pues se basan en descripciones matemáticas que indican cómo actúan e interactúan los músculos, huesos y articulaciones durante cada movimiento.

Los investigadores utilizan modelos por ordenador para decidir dónde situar los electrodos y hacen simulaciones con diferentes conjuntos de electrodos escogiendo el que permite que el modelo de ordenador ejecute los movimientos más eficaces.

Esta nueva tecnología es un paso en el campo de las neuroprótesis que todavía está en construcción. La idea es que los implantes cerebrales duren décadas y en el futuro sean la ventana para que personas con discapacidad recuperen parte de su movilidad.

cerebro, EEF, electrodos, Estimulación eléctrica funcional, parálisis

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*