Nuevo libro de la Editorial DAE sobre los fundamentos de la Enfermería

Lunes, 11 de julio de 2016

portada_fundamentosBajo el título Fundamentos históricos, teóricos y metodológicos de la Enfermería, la Editorial Difusión Avances de Enfermería (DAE), del Grupo Paradigma, ha publicado un libro donde se abordan los principales hitos que han condicionado el desarrollo de la Enfermería española y la evolución de su marco científico favoreciendo la consolidación actual como disciplina científica.

Mª Luz Fernández Fernández, profesora titular de la Escuela Universitaria “Casa de Salud Valdecilla” (Universidad de Cantabria), y Magdalena Santo Tomás Pérez, profesora titular de la Universidad de Valladolid, autoras de la obra, explican que “el libro pretende dar una perspectiva de conjunto de manera que sirva de referencia tanto al alumnado, como a los profesionales, para comprender los pilares esenciales que constituyen la base y los fundamentos de la Ciencia Enfermera”.

Pregunta.- Recientemente han publicado el libro Fundamentos históricos, teóricos y metodológicos de la Enfermería, ¿qué vamos a encontrar en él?

Respuesta.- En primer lugar los fundamentos históricos, soporte imprescindible para entender las distintas variables que han condicionado el desarrollo profesional hasta llegar a la actualidad, los entresijos de una profesión limitada por su marcado sello femenino. Posteriormente, los fundamentos teóricos que sostienen el marco científico de la disciplina desde sus primeros pasos a la evolución actual y, por último, los fundamentos metodológicos, los instrumentos que permiten ejercer una práctica científica que de sentido al acto profesional y justifique la razón de ser y existir de la enfermería.

P.- A lo largo de los 21 capítulos que conforman el libro se hace una visión global de la evolución de profesión enfermera. ¿Qué hechos podrían destacar que hayan marcado la historia de la profesión como disciplina científica?

R.- El desarrollo histórico de la disciplina enfermera ha estado condicionado por los cambios y transformaciones de las distintas sociedades, lo que ha marcado una evolución a ritmos diferenciados según los distintos países. Sin embargo, ha sido sin duda el cambio de perspectiva tras la II Guerra Mundial y la creación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a mediados del siglo pasado, uno de los puntos clave en el desarrollo disciplinar al definir este organismo la salud de las personas desde una perspectiva integral más allá de los condicionantes biológicos de la enfermedad. Esta cuestión constituyó el punto de arranque del hecho disciplinar enfermero impulsado por las primeras teorizadoras enfermeras. A partir de esta circunstancia, la evolución de la Ciencia Enfermera es imparable.

En España, el impulso de la disciplina científica ha estado unido al marco universitario al integrarse los estudios de Enfermería en la universidad en 1977 y, fundamentalmente, la implantación de la formación de grado gracias al Espacio Europeo de la Educación Superior. Esta cuestión ha sido primordial puesto que ha permitido un desarrollo disciplinar pleno al poder acceder a la formación de Máster y Doctor, cuestión cardinal para progreso y avance de la Enfermería como disciplina científica. Asimismo, otro factor relevante en el desarrollo disciplinar fue la promulgación en abril de 1985 de la Ley de Sanidad que introdujo un giro sustancial en el marco del sistema sanitario al instaurarse la Atención Primaria de Salud. A esto hay que añadir la creación de las Direcciones de Enfermería, como responsables directas de la gestión de los profesionales.

P.- La figura de la enfermera tiene un origen individual basado en un espíritu de cuidado que pone sus bases en la comunicación, la compasión, el saber y la experiencia. ¿Cómo ha evolucionado la figura de los profesionales de la enfermería desde entones?

R.- La figura de las enfermeras y enfermeros ha variado a la par que han cambiado las necesidades y demandas de los ciudadanos, de manera que se ha ido adaptando a los requerimientos de cada momento. Para ello, el primer paso ha sido el marco formativo orientado actualmente a la promoción de la salud de la persona a lo largo de su ciclo vital, a los cuidados en los momentos de desviación de su situación de salud y en aquellos en los que la muerte es un hecho irreversible.

Con el fin de garantizar una mejor calidad de cuidados, los profesionales enfermeros mantienen una formación constante a través de los distintos cursos de actualización, postgrado y especialización. Asimismo, además del papel de los colegios profesionales, el colectivo ha configurado numerosas sociedades científicas mediante las que se realizan distintas actividades como congresos, jornadas, entre otras, con el fin de no caer en la obsolescencia y, estar al día y renovarse de manera continuada y permanente.

P.- María Paz Mompart señala en el prólogo del libro que “el conocimiento no aplicado es inútil y la práctica que no está basada en el conocimiento peca de peligrosa e inconsistente”. Como profesoras universitarias, ¿qué opinión tienen de los actuales planes de estudios? ¿Cuentan los actuales programas formativos con un equilibrio solvente entre la parte teórica y práctica?

R.- Sin duda, compartimos totalmente lo que dice María Paz Mompart, una de las enfermeras españolas de mayor relevancia en el desarrollo de la ciencia enfermera en España. Una disciplina se distingue por la argumentación científica de sus contenidos y la aplicación de estos a la práctica buscando siempre su sentido en las evidencias que muestren la efectividad de la aplicación de los cuidados enfermeros, su necesidad y su relevancia.

La elaboración de los recientes planes de estudio conducentes a la obtención del título de Grado en Enfermería, ha sido realizada tras largas deliberaciones y en función de unas competencias consensuadas en el ámbito europeo, que fueron pensadas para garantizar una formación idónea en Enfermería, lo que permitirá a los nuevos graduados prestar cuidados de la máxima calidad. En cuanto a la paridad entre teoría y práctica no hay duda de que existe y la normativa universitaria así lo recoge, a pesar de la libertad que ha existido a la hora de la distribución de la parte práctica clínica entre distintos semestres a lo largo de los cuatro años totales de duración de los estudios.

P.- En esta edición el libro de Fundamentos incluye una sección novedosa de prácticas de aula. ¿En qué consiste? ¿Y qué otras diferencias hay entre su libro y otros sobre la misma materia?

R.- La incorporación en esta obra de uno de los principales cambios de la pedagogía docente de los Planes de Estudio de Grado, las prácticas de aula, supone una novedad que estamos seguras será de gran ayuda no solo para los alumnos sino también para los docentes.

Las prácticas de aula son un complemento esencial de los contenidos teóricos, ya que a través de películas, imágenes, ejercicios, role-playing, etc., el alumnado puede tener una mejor comprensión e integración de los contenidos teóricos.

Dado que en la nueva metodología con la que debe de llevarse a cabo la docencia de las enseñanzas de grado figuran las prácticas de aula como un mecanismo imprescindible e importante para completar el proceso enseñanza-aprendizaje, y en función de que siempre hemos tenido la intención de presentar este libro como un “manual de estudio”, decidimos incluir estas prácticas para facilitar su desarrollo y ello basándonos en los resultados que estábamos obteniendo en nuestra docencia académica, pudiendo así aportar nuestra experiencia y poniéndola a disposición del profesorado y de los estudiantes.

P.- Mirando hacia el futuro, ¿hacia dónde se ha de dirigir la profesión? ¿Qué metas son las que mayor prioridad presentan?

R.- Es una pregunta muy interesante en estos momentos de incertidumbre política y social; en todo caso, la profesión no debe perder nunca de vista que su razón de ser son las personas, por lo que una de las cuestiones más importantes es mantener y reforzar la dimensión humana del cuidado desde el apoyo y la base del conocimiento científico.

Las metas que mayor prioridad presentan se encuadran en el envejecimiento de la población, las medidas de prevención del ictus (que constituye la primera causa de muerte de las mujeres y la segunda en los varones), la violencia de género y el aumento de los suicidios entre otros. Un reto muy importante son los niños y adolescentes, a los que debemos enseñar prácticas de cuidado que les ayuden a abordar el futuro con garantía de salud.

Para más información y para adquirir el epub acceder aquí.

Editorial DAE, enfermería, Fundamentos de la enfermería, novedades en libros

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*