Profesionales sanitarios aseguran que es necesaria una atención específica según el sexo del paciente

Lunes, 11 de marzo de 2019

En lo últimos años en España el 80% de las consultas de Atención Primaria, el 60% de los ingresos hospitalarios y el 85% de los pacientes ingresados en Medicina Interna se deben a enfermedades crónicas. Ante estos datos es necesario adaptar el Sistema Nacional de Salud a las nuevas necesidades que plantea la cronicidad.

Algunos de los asistentes durante la presentación

Para abordar este problema se celebró el XI Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico en Mérida donde asistieron la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) para intentar solventar este problema. Según los profesionales expertos en la materia, para lograr un abordaje adecuado de los pacientes crónicos de edad avanzada y con multicomorbilidad es necesario reforzar la asistencia primaria, pasar de una medicina especializada a una más generalista, ampliar el papel de la Enfermería y realizar un mayor esfuerzo en la promoción de la salud.

Durante la presentación del congreso, los expertos han destacado la importancia de tener en cuenta el sexo del paciente en la toma de decisiones clínicas, diagnósticas y terapéuticas en las enfermedades crónicas, ya que, según explicaron, “muchos medicamentos se metabolizan de forma diferente en las mujeres que en los hombres, debido a las variaciones en el tamaño corporal o en los niveles de hormonas sexuales, y pueden presentar distintos efectos adversos.

También existe una tendencia a padecer ciertas enfermedades teniendo en cuenta el sexo femenino y masculino. Por ejemplo, en el caso de la enfermedad cardiovascular, en las mujeres es más frecuente que se manifieste en forma de ictus y en los hombres en forma de infarto de miocardio. Además, en general, las mujeres suelen presentar una mayor prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular, tales como obesidad, diabetes, hipertensión o fibrilación auricular.

Todo ello, repercute, en muchas ocasiones, en una discriminación negativa en el abordaje en la mujer, como indican datos de estudio HERMEX, realizado en Extremadura, según el cual el 52% de los varones con riesgo cardiovascular alto o muy alto tomaban fármacos para bajar el colesterol frente a un 34% de las mujeres. Además, su presencia en los ensayos clínicos está infrarrepresentada, por lo que resulta más difícil extrapolar sus datos a la práctica clínica diaria.

En este sentido, Juana Carretero, presidenta Comité Científico del Congreso y vicepresidenta segunda de la SEMI, comentó que “para garantizar que las necesidades de salud integral de la mujer se satisfagan a lo largo de la vida, los sistemas de salud y las sociedades deben abordar de manera eficaz programas de salud reproductiva, de nutrición, de enfermedades infecciosas y crónicas. La medicina específica para cada sexo debe ser parte integral de todos los programas de educación y prevención de la salud, por lo que se debe acelerar la investigación y la educación clínica en esta área vital”.

Noticias relacionadas

Enfemería en Atención Primaria, enfermedades crónicas, enfermería, SEMFYC, SEMI

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*