Proyecto Birth Center

Lunes, 16 de septiembre de 2013

Cinco residentes de la unidad docente de Matronas, de la Comunidad Valenciana, han viajado a Edimburgo (Escocia) para realizar una rotación, en la que han estudiado los llamados birth centers (BC), pequeñas unidades dependientes de hospitales de referencia donde el parto se lleva a cabo en un ambiente que intenta imitar la intimidad y comodidad de la gestante o en el domicilio propio.

En realidad, los BC son unidades administradas exclusivamente por matronas que, en ocasiones, se encuentran integradas en el hospital o bien de forma independiente. No obstante, los partos que se llevan a cabo en los BC son los que tienen un bajo riesgo de desarrollar complicaciones.

“Entre nuestros objetivos básicos estaban ver como la matrona maneja el proceso del embarazo, parto y puerperio. También descubrir cuáles son los medios materiales y humanos de los que dispone el BC”, explica Marta Salinas, residente del Hospital de Vinarós.

Tras esta visita, una de las ideas subyacentes “es hacer la rotación en el prestigioso Royal Infirmary Hospital en Edimburgo”, explica el grupo de matronas.

En los BC, el parto es considerado como un proceso fisiológico y social normal y no como un episodio de riesgo clínico, por lo que el objetivo de las matronas en estas unidades es de minimizar el uso habitual de intervenciones invasivas. “El enfoque en el parto fisiológico, es el apoyo emocional y el aliento, evitando el uso de fármacos y utilizando en su lugar técnicas para el alivio del dolor tales como la inmersión en agua,  duchas, masajes y aromaterapia”.

Las enfermeras valencianas destacan que “el ámbito de acción de la matrona allí es el hospital y la comunidad. Realiza parte del cuidado en la comunidad, tanto en el centro de salud como en forma de visita domiciliaria. La atención domiciliaria es realizada a todas las mujeres, de manera diaria, durante los primeros diez días de puerperio y durante la gestación en caso de imposibilidad de acudir al centro de la mujer. Apreciamos esta practica como un apoyo muy importante a la lactancia, y fomenta la correcta adaptación del núcleo familiar al núcleo tras la llegada del recién nacido al hogar”.

Según la información obtenida por estas matronas, “el parto en el domicilio es una opción en el Reino Unido a la que tiene derecho toda mujer y este es atendido por las matronas de centro de salud. Hoy día ronda un 2% del total de partos en el Reino Unido y el sistema BC introducido desde hace dos años en Edimburgo, con una mayor trayectoria en otros lugares del Reino Unido, supone casi un 10%. Y va en aumento, pues genera altos niveles de satisfacción entre las mujeres y se ha evidenciado que es tan seguro como el paritorio tanto para la mujer como para el recién nacido. El BC (o casa de partos) es una unidad únicamente llevada por matronas, en el cual esta es la máxima y última responsable. En el se llevan a cabo los partos de bajo riesgo intentando imitar la intimidad del hogar y el objeto del cuidado es la familia en su conjunto”.

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*